El cuerpo encontrado este viernes es el de Florencia Romano de 14 años. Su familia ya lo ha reconocido. El cadáver fue hallado calcinado en una zona cercana a un complejo deportivo de Maipú. Poco antes, Pablo Arancibia y Micaela Méndez habían sido imputados por el femicidio. Sin embargo, el caso tuvo una nueva polémica que dejó en el medio a la Policía de Mendoza. El mismo día de la desaparición, hubo un llamado al 911 alertado de alguien pidiendo auxilio desde la casa de Arancibia y no se investigó.

La revelación fue hecha por el jefe de los fiscales, Fernando Guzzo, que explicó que se recibió un llamado al 911 en el que se alertaba sobre una pelea en una casa, una mujer pidiendo auxilio y en el que se referían a violencia de género. Sin embargo, no se le dio curso a la denuncia y ahora habrá una investigación para determinar responsabilidades en el caso del asesinato de la adolescente de 14 años.

Te puede interesar...

En cuanto a los imputados, este viernes ambos serán trasladados a la penitenciaría.

El cuerpo fue encontrado envuelto en una manta en un cauce de riego. Fue gracias a un arrepentido que aseguró haber ayudado a trasladar el cuerpo y que, según él, Arancibia le había dicho que se trataba de un animal.

Esta persona, ante la presión social, se presentó a declarar y dijo lo que había ocurrido y adónde habían arrojado el cuerpo.

Las últimas horas de Florencia Romano

Florencia Romano llegó a la casa de los imputados el sábado por la tarde. Arancibia la había contactado por instagram.

Una vez que se denunció su desaparición, Arancibia no pudo esconder que había estado con ella porque una cámara los había filmado pero aseguró que después la había acompañado a tomarse el colectivo. No contó con que el sistema SUBE no había registrado una nueva marcación de la tarjeta de Florencia.

Además, el hombre tenía arañazos en su cuerpo. Si bien, aseguró que se los había hecho un gato, los investigadores desconfiaron y centraron la búsqueda de Florencia Romano en su casa.

Fueron varios días de búsqueda sin resultados hasta la aparición del testigo arrepentido.

Florencia había llegado el sábado por la tarde a la casa de los dos aprehendidos, ahora imputados por femicidio, y desde entonces nada de supo de ella hasta ahora.

Ahora será la autopsia la que termine de confirmar que el cuerpo encontrado es el de Florencia y que indique cómo murió y en qué circunstancias. En el medio, habrá una investigación sobre cómo fue el proceder policial que ignoró la denuncia al 911.