El hombre detenido por la desaparición de Florencia Romano tiene un antecedente por privación ilegítima de la libertad en 2014, pero nunca fue condenado. Los padres de la adolescente de 14 años la buscan junto con Policías de Investigaciones.

Se trata de Pablo Ramón Arancibia, de 33 años, quien en la noche del martes fue capturado junto a su pareja, de 28 años, en su casa ubicada en un pasaje sobre calle Padre Vázquez, de Maipú.

Te puede interesar...

Hasta ese lugar habría ido Florencia el sábado al mediodía, donde estuvo junto a la pareja. Arancibia confirmó que la joven estuvo con ellos, que la habían conocido por Instagram, pero que a las 19 la acompañó hasta la parada de colectivo para que regresara a su casa de Rodeo de la Cruz, Guaymallén.

florencia romano.jpg

Al investigar los antecedentes de la pareja, detectaron que Arancibia tenía una denuncia por amenazas en 2011, y otra en 2014 por privación ilegítima de la libertad.

En la mañana de este miércoles, José Romano, papá de Florencia, junto a su esposa, fueron a la Fiscalía de Homicidios donde fueron atendidos por la fiscal Claudia Ríos, quien lleva adelante la investigación.

José aseguró que no conoce a las personas que están detenidas y tampoco sabe cómo su hija los conoció.

La fiscal les explicó las últimas novedades y el panorama del caso, por lo que le pidieron muestras de sangre para tener en el caso que necesiten hacer algún cotejo.

Luego, los padres de Florencia salieron con personal de Investigaciones y de la División de Búsqueda de personas, quienes realizan rastrillajes en diferentes zonas para encontrar a la adolescente.

El sábado, cuando Florencia se fue de su casa al mediodía, dijo que iba a Maipú a la casa de una amiga del colegio. En la tarde de ese mismo día, después de las 19, su teléfono estaba apagado y ya no supieron más nada de ella.

Por ahora, las últimas personas que la vieron fue la pareja que permanece detenida.

Florencia Romano 1.jpg