Diario Uno > Policiales > Florencia Romano

Caso Florencia Romano: "Arancibia es un psicópata manipulador"

Los abogados que representarán a la familia de Florencia Romano apuntaron hacia el perfil violento de Arancibia y también criticaron el accionar del 911

La familia de Florencia Romano (14) se presentó este miércoles como querellante en la causa que lleva adelante la fiscal de Homicidios Claudia Ríos y que tiene como principal sospechoso del crimen a Pablo Arancibia (33). Los abogados de los padres de la joven apuntaron contra el perfil psicológico del acusado y también denunciaron que el Estado tiene responsabilidad por los hechos.

Agustín Magdalena y Cristian Vaira Leytón encabezan el equipo legal que representará a la familia de Florencia tanto en el caso que se desarrolla contra Arancibia, como el que lleva la fiscalía de Delitos No Especializados contra Romina Herrera, la operadora del 911 que desestimó un llamado de alerta.

Te puede interesar...

"Arancibia es un psicópata manipulador. Aún falta mucha producción de pruebas pero ya son suficientes para que esta persona quede en la cárcel", aseguró uno de los letrados desde la puerta del Palacio Policial luego de mantener una extensa reunión con la fiscal Ríos, quien ya le pidió a los jueces que el hombre llegue a juicio en prisión. Este tema se resolverá el 29 de diciembre durante la audiencia de prisión preventiva en la que también se conocerá si Micaela Méndez (27) es sobreseída.

Los abogados intentarán recabar información de otras mujeres que hayan estado en contacto con el imputado y no descartaron llamar a Méndez como testigo para conocer si sufría maltratos por parte del sujeto. "Arancibia era un degenerado. Un adulto que captaba menores ofreciéndole cosas o con buena onda", comentaron sobre los detalles que ya se han dado a conocer sobre el hombre.

Es que el hombre fue denunciado en dos oportunidades (2011 y 2014) por dos de sus ex parejas, ambas menores de edad. Las acusaciones fueron por amenazas y privación ilegítima de la libertad. A esto se suma que el padre de Méndez expresó el martes que hacía cinco años que no veía a su hija porque había sido alejado de su entorno y la pareja solía cambiar su domicilio constantemente. También existen capturas de mensajes que el imputado mandó a otras jóvenes a través de las redes sociales en las que se jactaba de tener un auto BMW y mucho dinero pero estos hechos no forman parte del expediente.

Pero no solo el sospechoso principal de la causa está bajo la lupa de los abogados de la familia de Florencia sino que ya adelantaron que irán fuertemente en contra del Estado. "Esto no se tiene que terminar en la operadora que no derivó el llamado, porque además de esa operadora tiene que haber un supervisor, un coordinador. Vamos a ir hasta el fondo y el que tenga algún tipo de responsabilidad va a caer", aseguraron los profesionales.

Además, agregaron que ya cuentan con otras causas anteriores en las que quedan en evidencia otros problemas similares por parte del personal del CEO: "El 911 vive fallando. Es un problema estructural del Estado y está fallando la responsabilidad de quienes tiene el monopolio de la seguridad".