Una batería de operativos se realizaron en la mañana de este miércoles en el marco de la investigación por presuntas coimas para beneficiar a presos, que tiene al juez federal Walter Bento como principal sospechoso.

La noticia, que sacudió el ámbito de la Justicia Federal en Mendoza, no sólo fue la imputación de al menos 15 sospechosos sino también una batería de allanamientos que se realizaron desde las primeras horas de la mañana.

El fiscal y el juez que tienen en sus manos la causa -Dante Vega y Eduardo Puigdéndolas- ordenaron una serie de procedimientos para concretar algunas detenciones y secuestrar elementos que pueden ser importantes en el expediente.

Las autoridades llegaron hasta el propio despacho del juez Walter Bento, ubicado en el edificio de Tribunales Federales en calle España, en busca de papeles claves. El magistrado no fue detenido ya que, pese a que arriesga una pena de 5 a 41 años de cárcel por una batería de delitos, tiene fueros que protegen su libertad.

También se realizaron allanamientos en busca de capturar a los tres abogados que están señalados en la causa: Martín Ríos, Matías Aramayo y Luciano Ortego. Este último, que tiene antecedentes penales, fue buscado en su estudio jurídico ubicado en calle Santa Cruz al 560, del barrio Bombal. Trascendió que es el único que resta ser capturado.

La causa

El testigo clave en la causa por coimas para beneficiar a presos es Diego Barrera, el asesino confeso de Diego Aliaga. Cuando este último estaba desaparecido, su socio declaró como testigo y aseguró que Diego Aliaga "arreglaba con los jueces y sacaba presos".

Unas semanas después, Barrera ratificó sus dichos sin dar nombres concretos pero en febrero pasado, ya bajo la causa de la coimas, dio más detalles e involucró al juez Walter Bento como uno de los receptores de las presuntas coimas.

Esto provocó que el Juez federal se presentase con el mediático abogado Mariano Cúneo Libarona y pidió ser parte del expediente. En varias instancias, sus colegas le negaron la posibilidad explicando que no estaba imputado –hasta ese momento-.

Seguir leyendo