Copa de la Liga Profesional

Independiente Rivadavia perdió 1 a 0 ante Vélez y se despidió de la Copa de la Liga

Independiente Rivadavia cayó por 1 a 0 ante Vélez, por la 14ta. y última fecha de la Copa de la Liga, en el estadio Bautista Gargantini.

Independiente Rivadavia perdió 1 a 0 este lunes ante Vélez, por la 14ta. y última fecha de la Copa de la Liga, en el estadio Bautista Gargantini y se despidó del certamen.

En el Bautista Gargantini, la Lepra buscó generar ocasiones por las bandas y tuvo la oportunidad en los pies de Ruiz Diaz con un remate desde afuera del área que se fue cerquita del palo de Marchiori. También estuvo cerca de convertirse en gol un cabezazo de Federico Castro que se fue desviado.

Hinchas-Independiente-Rivadavia.jpg

TE PUEDE INTERESAR: Martín Cicotello: "Para Independiente Rivadavia son todas finales, es un encuentro muy importante con Vélez"

Por su parte, la visita tuvo varias ocasiones y generó peligro en área Azul. Una de ellas fue Romero, que presionó a Monllor y el arquero leproso casi deja que el rebote en el jugador de Vélez terminara en gol del Fortín.

Aquino además generó molestias en demasía en la defensa de Independiente y se metió en el área más de una vez creando varias ocasiones de gol. En el minuto 25' soltó un centro que casi llega a empujar Romero para poner el 1 a 0.

Independiente-Rivadavia-Vélez-1.jpg

El ex River además sacó un remate, producto de una jugada individual desde mitad de cancha de Bouzat, que le dejó servido el remate al 9, que pegó un zapatazo que terminó rebotando en el travesaño de Monllor.

A los 35' vino el gol de Pizzini, luego de un centro de Aquino, donde el arquero leproso no alcanzó a tomar la pelota y el rebote lo agarró el delantero de Vélez para poner el 1 a 0.

En otro orden de cosas, al inicio de la primera parte, el partido se vio interrumpido unos instantes debido a que un hincha cayó del alambrado intentando colgar una bandera. El simpatizante debió ser retirado en ambulancia.

Al inicio del complemento, Monllor tapó un mano a mano ante el recién ingresado Thiago Vecino. Otras dos similares tapó el arquero Azul evitando aumentar la diferencia de la visita.

Independiente empujó al rival a su área y en una de las subidas, Reali tuvo su chance al patear solo en terreno visitante pero la pelota se fue lejos del arco de Marchiori.

Hinchas-Independiente-Rivadavia-1.jpg

Otra chance la tuvo el Turco Ham, que desde el costado izquierdo del área chica remató pero a las manos del arquero visitante.

Cicotello movió el banco y puso a todos jugadores de ofensiva como Cavallaro, Sartori y Asenjo (retornó luego de su lesión). El DT se la jugó pero aún así no alcanzó para el conjunto leproso que, una vez más, se quedó con las manos vacías en casa.

Velez hizo su jugada y desperdició varios minutos de partido con sus jugadores en el piso. Queriendo sacar ventaja y que corra el tiempo, el Fortín apeló a este recurso para estirar y quedar en el marcador arriba. Rapallini no sancionó y la visita logró su cometido.

Independiente Rivadavia y su gente

Párrafo aparte fue para la hinchada leprosa, que pese a ir abajo en el resultado no dejó de cantar ni un minuto y al final le demostró a su equipo que lo acompaña a pesar de las malas. Fuegos artificiales adornaron la noche local para despedir al Azul hasta el próximo torneo.

Embed