Reventa de entradas

Cristian Riquelme no declaró por la reventa de entradas en Boca

Cristian Riquelme recusó a la fiscal Celsa Ramírez y no se presentó a la indagatoria de la causa en la que se lo investiga por reventa de entradas en Boca

Por UNO

Cristian Riquelme recusó a la fiscal penal y contravencional Celsa Ramírez y no se presentaría a la indagatoria citado para este miércoles en el marco de la causa en la que se lo investiga por supuesta reventa de entradas en Boca junto a otras personas.

La recusación la hizo a última hora del martes luego de que su abogado Sebastián Rodríguez pidiera la suspensión de la audiencia porque tenía otro compromiso judicial que le impedía estar presente para defenderlo, y también porque cuestionó que sea la Justicia porteña competente tratándose de supuestos delitos de asociación ilícita y fraude a Boca.

►Te puede interesar: Riquelme le respondió con dureza a Macri tras la suspensión de las elecciones en Boca

riquelme 1.jpg
Cristian Riquelme es muy cercano a Román en Boca

Cristian Riquelme es muy cercano a Román en Boca

La última carta de la defensa fue recusar a la fiscal y de esta forma el hermano de Juan Román Riquelme no se presentaría este miércoles a indagatoria.

Celsa Ramírez, fiscal especializada en delitos en marco de eventos deportivos de la Ciudad de Buenos Aires, fue criticada por el propio Juan Román Riquelme, acusándola de perseguirlo a él y a su familia.

►TE PUEDE INTERESAR: Macri apuntó contra Riquelme y las elecciones en Boca están calientes

La audiencia fue fijada luego que se postergara la de la semana pasada porque los abogados justificaron que no habían tenido tiempo de acceder al expediente y evaluar la causa judicial.

Quien sí se presentó a indagatoria fue la periodista vinculada al mundo Boca Antonella Pepe, pero se abstuvo de declarar hasta que pueda acceder al expediente.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Flamacrineta%2Fstatus%2F1729690466029879361&partner=&hide_thread=false

La reventa de entradas en Boca

La sospecha es que todos participaban de la reventa de entradas y lo hacían a nivel masivo, principalmente operando con contingentes de turistas.

Por eso, se habla de connivencia con las autoridades del club y con la Policía, ya que es muy difícil no tomar conocimiento del ingreso de la gran cantidad de personas por los canales no habituales.

Esa sospecha es de un circuito paralelo institucionalizado y por eso se investiga a gente del club, por lo cual el hermano de Riquelme y el resto están imputados por asociación ilícita, por la reventa de entradas y defraudación al Club Boca Juniors.

Incluso, las tareas de inteligencia que llevó a cabo la Fiscalía dieron con un domicilio conocido como "La casa del 10", ubicado a pocas cuadras de La Bombonera, donde se reúne al contingente que luego ingresa con la reventa al estadio.

Con el avance del caso es que se allanó la propiedad de Cristian Riquelme y demás imputados en búsqueda de pruebas, las cuales incluyen intervenciones telefónicas.

Temas relacionados: