Opinión

Mazazo de Cornejo contra la UNCuyo por jugar a favor del gremio y no de los alumnos

Cornejo advirtió que los colegios secundarios y el primario de la UNCuyo, que gozaban de prestigio académico y de gestión, están perdiendo esas virtudes por la "cultura" de los paros

Alfredo Cornejo, lo hemos dicho más de una vez, es una persona compleja, pero tiene la pericia política de meter la nariz en asuntos ante los cuales otros políticos prefieren arrugar para no caer en problemas.

Lo ha ratificado en estos días al expedirse -con sentido común- sobre la costumbre del gremio del personal de la Universidad Nacional de Cuyo de dejar sin clases a los alumnos de los colegios secundarios y del primario de esa jurisdicción.

El problema de este sindicato (Fadiunc) es que mete en la misma bolsa la situación de los profesores de estudiantes universitarios, rubro que tiene una realidad específica en la que todos son mayores de edad, con la situación de los profesores y maestros de niños y adolescentes, que requiere de otro nivel de comprensión y tratamiento, particularmente a la hora de protestar o reclamar por sus derechos salariales.

TE PUEDE INTERESAR: Los hermanitos varados en España se reencontraron con su padre y su abuela, y regresarán a Mendoza

Lo concreto es que el ex gobernador y actual senador nacional Cornejo ha puesto el grito en el cielo por los reiterados paros que ya son un clásico de todos los años en la UNCuyo. Un calco, Es que entre los meses de abril y junio al gremio universitario le "pinta" el paro. Y no se priva, porque le sale barato.

"Fueron pasivos"

Además Cornejo acusó a las autoridades del Rectorado de la Universidad de no haber hecho nada para defender el derecho a la educación de adolescentes y niños mendocinos."Las autoridades que están terminando su gestión han sido pasivas ante esta situación", dijo contundente, sin nombrar al rector que se está despidiendo.

Le cuestiona a esa dirigencia universitaria no haberse puesto en el lugar de los chicos y de aceptar calladamente, como si fueran una fatalidad, las medidas de fuerza de los gremialistas.

En otras palabras, Cornejo les ha restregado a los del Rectorado el hecho de que vienen jugando casi siempre para su gremio y no para los alumnos. Pero no es sólo el rector Daniel Pizzi, vinculado al radicalismo, el que se ha hecho el sota. Anteriores gestiones han incurrido en el mismo error. También son radicales los que ganaron en las recientes elecciones en la UNCuyo (Esther Sanchez y Gabriel Fidel ) y a ellos se ha dirigdo Cornejo para que trabajen un poco más por el derecho de los alumnos a recibir educación.

Las medidas de fuerza tienen un tipo de impacto para los estudiantes universitarios, y otro impacto muy distinto para un chico de secundaria o de primaria. Las facultades son una cosa, ya que allí estudian personas mayores de edad, con capacidad de decidir si acompañan o no el reclamo. En los colegios secundarios y en el primario, hablamos de niños y adolescentes a los que es muy problemático dejarlos sin el servicio educativo.

Números que alarman

En lo que va del año -aseguró Cornejo- ya llevan ocho días sin clase por paros en la UNCuyo. Y en los últimos seis años, "la cantidad de días de paro alcanzan los 188 días, lo que equivale a casi un año sin clases". ¿Cómo recuperar eso en niños y adolescentes?

Los colegios secundarios y el primario de la UNCuyo que gozaban de un prestigio académico y de gestión, vienen perdiendo esas virtudes a pasos agigantadoss en los últimos años, en particular por el tema de los paros reiterados de los profesores nucleados en la Fadiunc.

"Hay que revisar las formas de protesta. En estos paros nunca los perjudicados son los empleadores. sino los usuarios, en este caso los alumnos", fue la opinión de Cornejo de quien no podemos decir que no sabe de lo que está hablando ya que libró una batalla política a capa y espada con el SUTE hasta que logró imponer en Mendoza el llamado Item Aula, una norma que premió a los docentes que no faltaban, y que logró terminar con una extenida "cultura" del faltazo de muchos de los que debían estar frente al aula.

Uno de los puntos destacados de la gestión como gobernador de Cornejo fue el de haberle sacado a los gremios estatales ese status de "cogobierno" que venían teniendo con el peronismo, y que se acrecentó en las gobernaciones de Celso Jaque y, sobre todo, en la de Francisco Paco Pérez.

Esos fueron años en que los sindicatos estatales lograron introducir cambios, muchas veces camuflados en las negociaciones paritarias, que nada tenían que ver con los reclamos laborales y salariales sino que avanzaban en temas netamente políticos que son de resorte exclusivo de los funcionarios elegidos por el pueblo.

TE PUEDE INTERESAR: Ciencias Políticas dejó en manos de la Junta Electoral de la UNCuyo la definición de sus comicios

Temas relacionados: