"El mataviejos"

Salvatore "Silvio" Mangion, único asesino serial de Malta, mató a tres jubilados para robarles

Conocido como "Silvio", Salvatore Mangione es el único asesino serial de Malta, quien mató a puñaladas a tres jubilados en los robos que cometió y fue condenado a prisión perpetua

Salvatore "Silvio" Mangion es el único asesino serial conocido en Malta, que mató a tres jubilados durante los robos que cometió en ese país, ubicado en el Mar Mediterráneo central, entre Sicilia y la costa de África del Norte.

Conocido también como "el mataviejos", Mangion nació en Zejtun, en 1965, y cometió sus homicidios entre 1984 y 1996, por lo que comenzó con su ola de crímenes cuando tenía solo 19 años.

Este criminal fue condenado a cadena perpetua por estos delitos y actualmente se encuentra encarcelado en la prisión de Corradino.

Mangion, cuyo apodo habitual era "Silvio", pero también lo llamaban "Kalang", padecía de esquizofrenia y a ráiz de estar gran parte de su vida desempleado sufría depresión.

Asimismo, era adicto al alcohol y a los medicamentos recetados, pero se comprobó que al momento de cometer los homicidios era consciente de sus actos y los cometió por voluntad propia.

La primera víctima fue Rozina Zammit, de 54 años, quien el 8 de febrero de 1984 apareció asesinada en la puerta de su casa de 37 puñaladas en el cuello, el pecho y el abdomen.

Los investigadores determinaron que el móvil había sido el robo, porque se constató que de su vivienda robaron una por entonces pequeña suma de 200 millones de libras.

Mangion confesó ya en prisión que siguió a la mujer hasta su casa, llamó a la puerta principal y cuando Zammit abrió la atacó a puñaladas.

A pesar de que la víctima gritó, "Silvio" tuvo tiempo de entrar a robar el dinero y huir rápidamente al ver que la había matado.

►TE PUEDE INTERESAR: "El asesino del turbante": violó y mató a más de 300 hombres jóvenes y niños

El 30 de octubre de 1986, María Stella Magrin, de 68 años, quien vivía a pocas puertas de la casa del ex presidente de Malta Ugo Mifsud Bonnici en Cospicua, también fue asesinada de una manera similar.

El múltiple homicida golpeó a su puerta, ella fue a abrir sin preguntar quién era y allí Mangion junto a Leli y Oswaldo Spiteri, tío y sobrino, entraron de golpe en su domicilio y le exigieron que les diera todo su dinero.

La mujer asustada los guió con una linterna, ya que no había electricidad y les entregó una suma equivalente a 19.000 euros en la actualidad.

Sin embargo, no conforme con obtener la plata, "Silvio" la apuñaló 13 veces para evitar que la víctima pudiera identificarlos y momentos después, ella falleció como consecuencia de las heridas sufridas.

El 16 de agosto de 1998, Mangion le robó a sus vecinos Giuseppa, de 71 años, y su hermano Francesco "Frenc" Savario Cassar, de 75. El asesino serial tomó pastillas y bebió alcohol para tener valentía y cometer el delito.

Fue así que actuó de la misma manera que las dos veces anteriores: tocó el timbre de la vivienda de los Cassar y sorprendió a Giuseppa con un cuchillo cuando ella abrió la puerta.

La apuñaló en el estómago y el brazo derecho, pero ella se defendió y pidió ayuda a su hermano. El homicida vio al hombre que estaba por abordarlo, se le abalanzó y lo apuñaló mortalmente en el pecho.

Asesino Silvio condenado.jpg
Salvatore Mangione mató a puñaladas a tres jubilados en los robos que cometió en Malta

Salvatore Mangione mató a puñaladas a tres jubilados en los robos que cometió en Malta

Mangion vio a Cassar tirado en el suelo y con su remera cubierta de sangre, por lo que se asustó, tiró el cuchillo y escapó del lugar.

Giuseppa quedó con vida y logró denunciar el hecho ante la Policía y los uniformados procedieron a detener al asesino.

Durante una audiencia realizada el 26 de noviembre de 2002, los jurados determinaron que el acusado estaba lúcido en el momento del homicidio y el 5 de enero de 2004, el sujeto se declaró culpable.

Mangion finalmente fue condenado a 21 años de prisión por matar a Frenc e intentar asesinar a Giuseppa.

Los otros dos crímenes no habían podido resolverse, pero un año después de la condena de "Silvio", cuando el condenado reveló antes otros reclusos de la prisión de Corradino sus anteriores homicidios como para presumir ante otros reos.

Steven Spiteri, uno de esos presos, le informó de esas confesiones a la Policía y Mangion fue interrogado sobre eso, por lo que aceptó su autoría.

►TE PUEDE INTERESAR: "La niñera maldita": con solo 17 años mató a una prima, un hermano y a otros niños

También involucró a los dos Spiteri que habían robado junto a él, pero para ese entonces, Leli ya había muerto en 2000 y Oswaldo se había ahorcado mientras estaba apresado.

El 23 de junio de 2010 fue condenado a cadena perpetua por el asesinato de Zammit y días después recibió otra sentencia de cadena perpetua por el crimen de Magrin.