Asesino serial

"El asesino del turbante": violó y mató a más de 300 hombres jóvenes y niños

Abul Djabar, conocido como "el asesino del turbante", sembró el terror en Afganistán, donde violó y mató a más de 300 hombres. Condenado a la horca, murió a los 49 años

Por UNO

Abul Djabar, "el asesino del turbante", fue un asesino serial de Afganistán, uno de los criminales más despiadados de la historia que en su violó y mató a más de 300 hombres jóvenes y niños entre 1960 y 1970, aunque la Justicia solo pudo probar su responsabilidad en 65 de ellos.

Nacido el 11 de julio de 1921, Djabar buscaba víctimas que parecieran vulnerables y con escaso roce callejero, por lo que se aprovechaba para ganarse la confianza de ellos, luego en lugares desolados los atacaba sexualmente, los sodomizaba (sobre todo a los más pequeños) y después los estrangulaba con su propio turbante, de ahí el apodo del "asesino del turbante".

Este múltiple homicida siempre atacó en Kabul y su accionar llevó preocupación a toda la población afgana, sobre todo a los atemorizados padres por sus pequeños.

Asimismo, Djabar siempre terminaba burlando a la Policía, que permanecía desorientada por desconocer quién era el criminal de tanta cantidad de hombres.

►TE PUEDE INTERESAR: "La niñera maldita": con solo 17 años mató a una prima, un hermano y a otros niños

Durante la investigación, los uniformados intuyeron de mala manera la responsabilidad de dos hombres que finalmente fueron ejecutados por error, primero uno y años después el otro, al ser sospechosos de estos asesinatos.

Este sujeto, Abul Djabar, finalmente fue detenido en 1970 cuando intentaba matar a otra víctima.

Las investigaciones llevadas a cabo por los efectivos policiales concluyeron que Djabar era el responsable de más de 300 homicidios perpetrados en Kabul contra hombres jóvenes y niños.

Sin embargo, al momento de ser condenado, la Justicia solo pudo probar su participación en 65 de ellos.

►TE PUEDE INTERESAR: "Padre Barba Azul": el femicida que mató en Bélgica a su esposa, su ex y a cuatro hijos

De todas maneras, Djabar no pudo evitar el peor de los finales y en octubre de 1970, a los 49 años, fue condenado a muerte y ahorcado en Kabul.

Temas relacionados: