Polémica y críticas

El rey Carlos III de Inglaterra despidió a decenas de empleados del Clarence House

En medio de las ceremonias de despedida de la fallecida Isabel II, el rey Carlos III de Inglaterra echó a decenas de empleados del Clarence House, su residente en Gales, lo que generó críticas

Por UNO

Alrededor de 100 empleados del rey fueron notificados el pasado lunes. Algunos de ellos trabajaban para la realeza desde hace décadas.

Entre los despidos se encuentran secretarios privados, el equipo de comunicación, la oficina de finanzas y el personal doméstico a cargo del Clarence House, en medio de las ceremonias de despedida de la reina fallecida.

La notificación llegó a los empleados de la realeza cuando se estaba realizando la primera misa de despedida en Edimburgo por la muerte de la Reina Isabel II del Reino Unido.

El personal de la casa de los nuevos reyes aseguró que creían que los empleados del Clarence House se fusionarían con los del Palacio de Buckingham.

►TE PUEDE INTERESAR: Aseguraron que la reina Isabel II desheredó antes de su muerte a los hijos de Harry y Meghan

Sin embargo, no habían tenido indicaciones hasta que recibieron una carta de Clive Alderton, el principal ayudante del rey.

“Todos están absolutamente furiosos, incluidas las secretarias privadas y el equipo con más experiencia. Todo el personal ha estado trabajando hasta tarde todas las noches desde el jueves (día del deceso de Isabel II) para encontrarse con esto. La gente estaba visiblemente conmocionada por eso”, indicaron fuentes cercanas a los trabajadores al The Guardian.

Inglaterra Isabel II despedida de la gente.jpg
Mientras miles de personas desfilan para despedir a la reina Isabel II, el rey Carlos III echó a decenas de empleados de su residencia de Gales

Mientras miles de personas desfilan para despedir a la reina Isabel II, el rey Carlos III echó a decenas de empleados de su residencia de Gales

►TE PUEDE INTERESAR: Video: Carlos III vivió un momento de tensión, un hombre saltó las vallas y se dirigió a su auto

Alderton señaló que, aunque es una situación inquietante, el personal que brinda el “apoyo y asesoramiento directo, cercano y personal” al rey y a la reina consorte, Camilla, continuarían con sus puestos de trabajo.

El asesor del rey agradeció el servicio del personal del Clarence House y señaló que las personas que se vean afectadas por los despidos tendrán la posibilidad de tener un empleo alternativo en otra de las casas reales británicas.

Temas relacionados: