Mendoza Viernes, 19 de octubre de 2018

Santa Rosa se suma a las fotomultas por velocidad

Para ello, firmó un convenio con la Agencia Nacional de Seguridad Vial, la cual brindará asistencia técnica y capacitación del personal. San Martín ya lo hace.

La Municipalidad de Santa Rosa cerró un trato con la Agencia Nacional de Seguridad Vial y saldrá a las rutas a controlar la velocidad con cámaras manuales y móviles.

Con el plan de hacerse cargo de la seguridad vial en ese departamento del Este de Mendoza, de acuerdo a lo que ahora dispone la nueva ley provincial 9.024, el Ejecutivo de Santa Rosa primero intentó licitar un sistema de fotomultas que finalmente el Concejo Deliberante no aprobó.

Así las cosas, la intendente Norma Trigo fue por otra alternativa: buscar colaboración en la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV). Entonces Trigo y su secretario de Gobierno, Marcos Nuarte, se reunieron en Buenos Aires con el director ejecutivo de la ANSV, Carlos Alberto Pérez y el asesor de la agencia, Guillermo Lafferriere.

"Acciones importantes se establecieron en marco de cooperación y colaboración entre ambas instituciones. El municipio y la ANSV firmarán un convenio donde este último brindará asistencia técnica y capacitación a los responsables de implementar el control para el desarrollo del tránsito seguro sobre esta arteria (ruta 7)", dijeron desde la comuna.

De esta manera, el municipio no acudirá a la tercerización de este servicio. Nuarte sostuvo al respecto que "la misma agencia ha detectado la problemática en esta jurisdicción y auditará el proceso. Esto es muy bueno porque es una inversión que el municipio no tendrá que realizar", dijo.

El convenio es para aplicar en Santa Rosa el Sistema de Cámaras Móviles -SISCAM, que permite efectuar los controles de velocidad manuales, integrado al Sistema Nacional de Administración de Infracciones -SINAI-, una herramienta informática que digitaliza el proceso de emisión de multas.

Nuarte destacó que Santa Rosa es "el primer municipio que cierra este tipo de convenio con la asistencia de la Agencia Nacional de Seguridad Vial para hacer el control de la ruta 7 que atraviesa todo el territorio".

Desde Santa Rosa se indicó que este convenio "otorgará herramientas que posibiliten conducir, planificar y gestionar acciones con el principal objetivo de disminuir los índices de siniestralidad en los más de 60 kilómetros de la Ruta Nacional 7".

En la Comuna remarcaron que "a partir del 2019, el departamento tendrá injerencia en materia de seguridad vial a través de la implementación del Sistema Nacional de Infracciones. Se pondrán en ejecución políticas de educación y control cumpliendo con los requerimientos que establecen las normativas de tránsito nacional y provincial".

Santa Rosa busca lo que ya logró San Martín hace un tiempo. Lo venía anunciando desde principios de año y tuvo bastantes contratiempos, hasta llegar a este punto.

Buscó tecnología homologada para controlar las velocidades máximas en la ruta nacional 7 y en las rutas provinciales 50 y 153 y poder labrar o cobrar multas, una herramienta recaudatoria a la que San Martín le está sacando el jugo.

Santa Rosa sostiene que quiere tener un control sobre las rutas tanto de día como de noche. San Martín solo controla con sus radares en forma diurna pero Santa Rosa, justificadamente, tiene en claro que la mayoría de los accidentes graves que ocurren en la zona se producen durante la noche y por eso necesita un sistema capaz de trabajar en esas condiciones.

El ejecutivo santarrosino mandó a al Concejo un pliego licitatorio para contratar un sistema de fotomultas, pero los ediles lo rechazaron y pidieron que el proyecto fuera más amplio.

Finalmente y evitando gastos y contrataciones, Trigo y su gente encontraron esta alternativa, que le permitirá llegar al mismo objetivo: control y recaudación.

En San Martín se labran un promedio de 50.000 infracciones anuales por exceso de velocidad, aunque solo la mitad logran ser notificadas a los infractores y solo el 14% de quienes reciben la notificación realizan el pago voluntario.

Las estadísticas oficiales indican que desde que se implementó el control por radar de la velocidad máxima en el departamento los accidentes viales graves disminuyeron drásticamente.

Más noticias