Mendoza Jueves, 11 de enero de 2018

Piden que la intendenta de Santa Rosa sea suspendida o destituida

Lo exigieron en un escrito dos abogadas que representan a la familia de la nena que murió en un espacio verde de Santa Rosa.

En medio de un ambiente de tensión entre el Ejecutivo municipal y el Concejo Deliberante de Santa Rosa, las abogadas que representan a la familia de la pequeña Leonela Rodríguez (2), fallecida por una descarga eléctrica en una plaza de Santa Rosa el pasado noviembre, condimentaron la eterna puja política de ese departamento del Este de Mendoza con un escrito dirigido a los ediles, exigiendo acciones concretas y pidiendo la "suspensión y/o destitución de sus funciones de la intendenta Norma Trigo".

La nota ingresó al Concejo el lunes 8 al mediodía, justo cuando una de las dos comisiones investigadores que se han formado contra Trigo, analizaba si hay suficientes votos para pedir una medida como la solicitada por las abogadas.

El escrito está firmado por las letradas María Celeste de Oro y Valentina Rocío Gauna, en su carácter de representantes legales de la familia Rodríguez.

En primer lugar la nota, dirigida a la presidenta del Concejo, Mónica Astorga, pide que el cuerpo informe sobre la investigación que han realizado del caso de Leonela y, a renglón seguido, solicita a los ediles que "tomen las medidas correspondientes" para suspender y destituir a Trigo.

Gauna y de Oro entienden que "la señora Trigo no cumplió con sus funciones y ese incumplimiento causó el fallecimiento de una niña de dos años", y se aclara que "si bien la señora Trigo ha delegado tareas, la responsabilidad sigue estando en cabeza de la delegante".

También advierte que "en base a las reiteradas citaciones a la intendenta, a las que no asistió a ninguna, se pide a este Concejo que actúe de acuerdo con la Ley de Municipalidades ya que, de lo contrario, se realizará una investigación a este cuerpo deliberativo por la responsabilidad de contralor de las actuaciones por parte de la intendencia".

Más allá de la lectura lineal, la carta fue interpretada en el Concejo como una presión hacia la comisión investigadora para obtener respuestas y lograr alguna acción concreta, que hasta ahora no se ha producido, salvo las tres citaciones frustradas a Trigo.

A su ausencia, la intendenta trató de suplirla con un escrito en el que dio algunos detalles de las acciones que se han realizado en el departamento desde que preside la comuna. Sin embargo esto no dejó satisfechos a los miembros de la comisión, que quieren interpelarla.

Estarían los 7 votos necesarios para determinar una sanción

Parece ser el destino de los intendentes santarrosinos. A Norma Trigo, que llegó como jefa comunal interina cuando Sergio Salgado cayó en desgracia, le está ocurriendo lo mismo que a él: no tiene respaldo en el Deliberante y los pocos que podrían apoyarla lo hacen tibiamente o con condiciones.

Antes de que ingresara la nota de las abogadas querellantes, ya los bloques analizaban una posible suspensión para Trigo por 15 días, para poder investigar sus actos sin presiones y también para entreabrir una puerta para una posible y futura destitución.

El Concejo necesita dos tercios para lograr una medida así. Y no está lejos de conseguirlo.

Los 5 ediles peronistas están unidos y firmes. A ellos se les suma el edil demócrata y ex intendente Antonio Ponce, que es también quien preside la comisión investigadora.

El séptimo voto e indispensable para convalidar la drástica medida, debe ser de un radical. Y quien está enfrentado o al menos molesto con Trigo y su gente es el radical ortodoxo Adrián González.

Naturalmente crítico de la gestión de Cambiemos, González fue atacado indirectamente por algunos funcionarios y allegados a la gestión de Trigo, por temas menores y pueblerinos, más cercanos al conventillo que a la política.

Más noticias