Narcotráfico

Vuelven a juzgar al Hombre del Camping y su banda por meter casi 50 kilos de cocaína en Mendoza

Chirola Pizarro (54), un hombre vinculado a la movida tropical, ya cumplió una pena de 6 años de cárcel por una causa similar. Creen que intentó ingresar droga que había comprado en Salta

Recuperó su libertad tras cumplir una condena de narcotráfico volvió a ser detenido por una acusación similar. Este martes, comenzó a ser juzgado. Se trata de Nelson Fabián Pizarro, conocido como Chirola o el Hombre del Camping, un hombre de 54 años sospechado de integrar una banda que ingresó a Mendoza con casi 50 kilogramos de cocaína.

El 7 de agosto de 2019, Chirola Pizarro fue atrapado junto a otras cinco personas ingresando a Mendoza desde Arco Desagüadero con 47,7 kilogramos de cocaína. El valor del cargamento en ese momento era de $16 millones, monto que se puede triplicar si la droga se corta. Los aprehendidos no sabían que desde hacía varios meses los investigadores mendocinos tenían pinchados sus teléfonos.

Los pesquisas determinaron que el 26 de junio de ese año, a poco recuperar su libertad, Pizarro recibió la visita de dos hombres oriundos de Salta. Se juntaron en una estación de servicio ubicado sobre Acceso Norte y Pedro Pascual Segura, en Las Heras. Luego se dirigieron al complejo los Pinos, ubicado en Guaymallén, que era administrado por Nelson Pizarro y por eso lo apodaron como el Hombre del Camping.

►TE PUEDE INTERESAR: Chile agregó requisitos para cruzar la frontera y los camioneros ya piensan un cese de actividades

En esa ocasión planificaron el traslado de la droga que se iba a concretar en agosto. En el medio hubo discusiones por el precio y por la cantidad de estupefacientes, pero finalmente llegaron a un acuerdo ya que los proveedores salteños hicieron una rebaja en el dinero si los compradores se dirigían hasta Córdoba para recibir la cocaína. Así fue que, según la acusación, emprendieron viaje Pizarro junto a Claudio Olivera (38), Edgardo Sánchez (49) y Alejandro González (55). El encuentro era con Luis Wilmer Zalazar (45) y Ernesto Guerrero (48).

Pese a los intentos de evadir a la Justicia, tal como decir "piñatas" para referirse a la droga, todos terminaron detenidos días después. Están procesados por el delito de transporte y tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por la cantidad de cómplices -de 6 a 20 años de cárcel-.

La acusación que buscará sostener la fiscal María Gloria Andrés será enfrentada por las teorías defensivas. Una de ellas es la del propio Chirola Pizarro, quien declaró que si bien participó de la organización de la narcobanda finalmente se terminó abriendo de la operación al notar que la cocaína no era de calidad.

Pizarro.jpg
La droga que incautaron en agosto de 2019.

La droga que incautaron en agosto de 2019.

Antecedentes familiares

Pizarro era conocido en el ambiente del narcotráfico. En abril de 2011 las autoridades encontraron un Peugeot 207 en la zona de Potrerillos. El auto, que había sufrido un desperfecto mecánico, estaba abandonado y en su interior tenía 225 kilogramos de marihuana. La investigación apuntó al Chirola Pizarro, quien fue condenado a 6 años de prisión dos años y medio después.

Antes de caer preso, Nelson Pizarro era conocido en la movida tropical y hasta logró traer a la Mona Jiménez a Mendoza. Su hermano, Sergio, era dueño de algunos boliches e intentó incursionar en política siendo precandidato a concejal de Guaymallén en 2013. Cambiaba entradas para un recital de Damas Gratis -que nunca existió- por votos a su favor. También fue señalado en una causa de robo.

En tanto que la hermana mayor del clan, Hilda Pizarro, y dos de sus hijos fueron capturadados en su domicilio del barrio Estanzuela, en el oeste de Godoy Cruz ,en mayo de 2017. También están ligados a una investigación narco y se les encontraron cocaína, autos de alta gama y bienes que no pudieron justificar.

Para los investigadores integraban la banda que movía los estupefacientes y trataban de lavar el dinero producto de las drogas. Todos fueron condenados por tenencia de drogas y lavado de activos en 2019. En reiteradas ocasiones también le han negado la prisión domiciliaria.