Diario Uno Judiciales Accidente en Las Heras
En el Acceso Norte

Un conductor ebrio que mató a una joven quiso culpar a un policía por no quitarle el auto

La Corte confirmó la condena a 10 años de prisión contra Javier Colaiacovo por el accidente en Las Heras donde murió Marianela Pulliti, hace casi 3 años

Hace casi 3 años que Javier Colaiacovo (32) decidió manejar ebrio y a exceso de velocidad por la ruta 40 y el Acceso Norte. Terminó causando un accidente en Las Heras donde murió Marianela Pulliti (26). El conductor fue condenado a 10 años de prisión un año después del hecho pero ahora intentó revertir la sentencia culpando a un policía. El reclamo no prosperó y seguirá preso.

Tras recibir el fallo en su contra, la defensa de Javier Colaiacovo intentó revertir la decisión ante la Suprema Corte de Justicia. La estrategia se centró en dos reclamos. Por un lado alegó que la jueza que lo condenó no deliberó la sentencia sino que ingresó al debate con el fallo redactado. Por otro lado planteó que el policía que multó al hombre minutos antes del accidente en Las Heras -ver más abajo- "incumplió con su deber de retener el rodado y de haberlo hecho no se habría producido".

En un fallo que salió a mediados de este año -pero que fue publicado en los últimos días-, los ministros José Valerio, Mario Adaro y Omar Palermo rechazaron todos los planteos de la defensa y confirmaron la condena a 10 años de cárcel.

Más allá de la década de prisión que deberá afrontar Javier Colaiacovo, se trata de una sentencia importante ya que sigue sentando precedentes en Mendoza respecto a que las muertes producidas por ebrios al volantes sean calificadas como homicidio simple con dolo eventual -de 8 a 25 años de cárcel- y no como homicidio culposo agravado -de 3 a 6 años de cárcel-.

Marianela Pulitti.jpg
Marianela Pulliti, la víctima fatal del accidente en Las Heras.

Marianela Pulliti, la víctima fatal del accidente en Las Heras.

Accidente en Las Heras

El 27 de enero de 2019, Javier Colaiacovo, Marianela Pulliti y Maximiliano Soria habían salido a bailar al boliche Pecados ubicado en Lavalle. Cuando emprendían el regreso hacia Ciudad, el VW Vento en el que circulaban fue detenido en un control policial en la ruta 40. Como Colaiacovo tenía 2,40 gramos de alcohol en sangre le retuvieron el carnet pero dejaron seguir manejando a Soria, quien no estaba intoxicado.

A las 7.25, Colaiacovo tomó de nuevo el mando del volante luego de insistir en que lo dejaran manejar y hasta tirar el freno de mano. Perdió el dominio de su rodado en Acceso Norte y Manuel A. Sáez en Las Heras. El auto, que estaba preparado para correr carreras, terminó impactando contra tres postes y se partió a la mitad. Las pericias determinaron que iba a una velocidad entre 123 y 151 kilómetros por hora. Pulliti salió expulsada del habitáculo y falleció en el lugar. Soria sufrió lesiones graves. Entre los hierros retorcidos hallaron la multa que le habían hecho al joven minutos antes.