Diario Uno > Judiciales > Javier Colaiacovo

"No tiré el freno de mano, fue mi acompañante el que lo hizo"

 Embed      

“Yo no soy responsable del siniestro”. Por primera vez, Javier Iván Colaiacovo (29) habló ante la Justicia e intentó desligarse del accidente ocurrido el 27 de enero pasado en Las Heras donde murió la acompañante de su vehículo, Marianela Pulitti (26). De todas formas, un juez dictó la prisión preventiva en su contra.

Te puede interesar: Al corredor de picadas lo multaron por alcoholemia una hora antes de chocar

“Nunca quise matar a alguien, fue un accidente. Nunca pasé un semáforo en rojo ni tiré el freno de mano. Fue Maxi el que lo hizo. Ahí el auto se descontroló y no pude evitar el siniestro”, dijo el acusado ante las partes, tratando de echarle la culpa a Maximiliano Soria (26), otro de los ocupantes del VW Vento.

Incluso, el abogado defensor Eduardo Angaroni solicitó una pericia mecánica en búsqueda de trata de confirmar esa versión.

Pese a esto, el juez David Mangiafico le dictó la prisión preventiva con un embargo de 1.500.000 de pesos y confirmó la calificación que le imputó la fiscal de Tránsito, Liliana Giner.

 Embed      

La magistrada había solicitado que Colaiacovo siga preso hasta la llegada de un juicio oral y público ya que está acusado por homicidio simple con dolo eventual -en perjuicio de Pulitti- y lesiones graves -en perjuicio de Soria-.

Para la investigadora el conductor manejaba alcoholizado -minutos antes le habían hecho una multa por alcoholemia que dio 2.13 gramos-, pasó un semáforo en rojo y circulaba a más de 140 kilómetros por hora. Además, le había manifestado a los otros ocupantes “¿querés matarte? Matate”. El pedido fue adherido por los abogados de la familia de la víctima fatal.

En contraparte, la defensa se opuso a la prisión preventiva ya que el acusado no tiene antecedentes penales ni de accidentes de tránsito con lesionados. Solicitó que recupere su libertad o se otorgue el beneficio de prisión domiciliaria ofreciendo un departamento tasado en 2.400.000 pesos como caución.

Además, pidió que se cambie la calificación a homicidio culposo y lesiones leves. “Fue un accidente por una conducta negligente. Si hubiera querido matar a la víctima no se hubiera detenido ni les hubiera permitido que sigan manejando”, argumentó el letrado en referencia a que Soria condujo el vehículo luego de que multaran a Colaiacovo pero luego éste recuperó el mando.

 Embed      

Alcoholizado y a exceso de velocidad

El 27 de enero pasado Colaiacovo, Pulitti y Soria habían salido a bailar al boliche Pecados ubicado en Lavalle. Cuando emprendían regreso hacia Ciudad, el VW Vento en el que circulaban fue detenido en un control policial. Como el conductor estaba alcoholizado le retuvieron el carnet pero dejaron seguir manejando a Soria, quien no estaba intoxicado.

A las 7.25, con Colaiacovo de nuevo al mando del volante, perdió el dominio de su rodado en Acceso Norte y Manuel A. Sáez. El auto, que estaba preparado para correr carreras, terminó impactando un poste y se partió a la mitad. Pulitti salió expulsada del habitáculo y falleció en el lugar. Soria sufrió lesiones graves. Entre los hierros retorcidos hallaron la multa que le habían hecho al joven minutos antes.

Te puede interesar...