Gustavo Aveiro (37) fue condenado a 6 años de prisión por traficar cocaína desde el Valle de Uco hacia San Juan a mediados de 2019. El hermano del intendente de Tunuyán admitió haber cometido el hecho, al igual que sus tres cómplices quienes recibieron penas menores.

Gustavo Aveiro pasó por un juicio abreviado donde admitió ser culpable y recibió la pena mínima por el delito de tenencia de drogas con fines de comercialización en la modalidad transporte, agravado por la participación de tres o más personas -arriesgaba una condena de hasta 20 años-. El expolicía Juan Pablo Alcaraz (37) recibió la misma condena como coautor. En tanto que Diego Ponce y Matías Aberataz, los acompañantes de los vehículos que fueron detenidos, fueron sentenciados a 3 años de prisión como partícipes secundarios -el último de ellos en modalidad condicional-.

Así fue el pacto al que llegó la fiscal federal María Gloria André con todos los abogados defensores en lo que iba a ser la primera jornada del juicio oral y público por la causa de narcotráfico.

No es la primera vez que el hermano del intendente Martín Aveiro tiene una causa judicial en su contra ya que en 2016 estuvo preso cuatro meses acusado de ser partícipe de un asalto cometido a una médica.

gustavo aveiro.jpg
Los elementos secuestrados en la causa por narcotráfico en Mendoza.

Los elementos secuestrados en la causa por narcotráfico en Mendoza.

Operativo Patrono Santiago

En los primeros meses de 2019, una denuncia anónima alertó sobre una narcobanda que traficaba cocaína desde el valle de Uco hacia San Juan. Los pesquisas policiales avanzaron en la investigación y dieron el golpe letal el 23 de julio de ese año, en el llamado Operativo Patrono Santiago, tras detener a los sospechosos en un control ubicado sobre ruta 40 a la altura de Jocolí, Lavalle.

Primero fue detenido un Chevrolet Corsa ocupado por Ponce y el ex policía Alcaraz, quienes no tenían estupefacientes en su poder pero la investigación reconstruyó que hacían de punteros para ir sorteando los controles policiales. Detrás de ellos circulaba Gustavo Aveiro y Aberataz en un VW Gol. En ese rodado encontraron 25 tizas de cocaína con un peso total de 290 gramos, valuadas en casi $100 mil pesos en esa época. Luego se realizó un allanamiento en la casa de Aveiro ubicada en Vista Flores donde secuestraron 6 gramos de marihuana y una pistola 9 milímetros.

El ex policía Alcaraz ya había estado sindicado en una narcobanda a mediados de 2012 que operaba entre Mendoza y Chile. El efectivo prestaba servicio en una dependencia ubicada en Uspallata y justamente estuvo unos años detenido en el país trasandino.