Policiales Mendoza
Gustavo Aveiro estuvo preso casi cuatro meses por un robo. La modificación de la carátula lo benefició y volvió a su casa.

Quedó libre el hermano del intendente de Tunuyán tras casi cuatro meses

Por UNO

Luego de casi cuatro meses detenido y de ser sindicado como partícipe de un asalto, quedó en libertad Gustavo Aveiro (43), el hermano del intendente de Tunuyán, Martín Aveiro. El hecho que se investiga ocurrió en ese departamento y tiene a dos hombres más imputados.

A Aveiro, que recuperó la libertad el sábado, se lo había acusado de llevar a dos delincuentes del Gran Mendoza al Valle de Uco para asaltar a una médica. El sospechoso se entregó a la policía en la noche del viernes 12 de agosto, luego de que un familiar de él fuera demorado por policías cuando circulaba en un Ford Focus, auto que fue señalado en el atraco.

Esta situación que pasó uno de sus parientes llevó al hermano del intendente a presentarse en una comisaría y quedar a disposición de la Justicia. Pasó ese fin de semana detenido en la Comisaría 20 de Tupungato y luego fue imputado por el juez Oscar Balmes. Se le endilgó el delito de robo agravado en poblado y en banda, en calidad de partícipe.

Durante estos meses, la investigación fue avanzando y tanto los pesquisas como la abogada defensora de Aveiro, Lorena Martín, fueron recabando pruebas sobre el hecho. Con todo ese material a disposición, la jueza Teresa Catalina Di Bari, quien actuó como subrogante de Balmes, cambió la calificación del hecho al entender que se trató de un caso de robo simple y no agravado, al no encontrarse armas en poder los imputados. Además, la víctima del asalto no presentó heridas compatibles al ataque de un arma.

Como el robo simple es un delito excarcelable, el sábado Aveiro recuperó la libertad.

La situación de los otros acusados es diferente. Antonio Campos (23) quedó con prisión domiciliaria, ya que tenía antecedentes por robo y una condena cumplida; en tanto que Víctor Jara (23) seguirá en la cárcel pues tiene una pena en suspenso que está cumpliendo, también por robo.

El hecho que se investiga ocurrió el 10 de agosto, en calle Echeverría de Tunuyán. La médica Ingrid Eleonora Petkovic (60) llegaba por la noche a su vivienda, cuando fue sorprendida por dos sujetos que la golpearon y le sacaron algunas joyas. Los malvivientes escaparon, pero minutos después fueron arrestados a pocas cuadras.

Una huella lo complicó

Según detalló la abogada defensora de Aveiro en diálogo con Diario UNO, el único elemento que lo vincula al hermano del intendente con el asalto que se investiga es una huella dactilar encontrada en su auto y que corresponde a uno de los otros acusados.

"Es una huella que está en el exterior del vehículo, en el interior no hay ninguna. Cuando estas personas habían cometido el asalto, uno de ellos se escondió detrás del auto de Aveiro, que iba saliendo de un quiosco. Ahí quedó la marca", explicó Lorena Martín.

También la magistrada sostuvo que todas las otras medidas dieron resultados negativos. El registro de las cámaras de seguridad de la zona y los entrecruzamientos de los teléfonos de los imputados, entre otras. Además, habrían existido contradicciones en la declaraciones de policías que participaron del operativo. En este sentido, explicaron que no existió el testimonio de uno de los imputados implicando a Aveiro en el hecho, como se dijo luego de su detención.

La pesquisa judicial se extenderá 3 meses más

El hermano del jefe comunal regresó el sábado a Tunuyán, luego de un periplo por diferentes lugares de detención. La Comisaría 20 de Tupungato, la Alcaidía de Tunuyán y, por último, el penal de San Felipe donde pasó la mayoría de los días.

En la cárcel primero estuvo alojado en el pabellón de delincuentes primarios, en donde trascendió que tuvo muchos problemas y hasta sufrió violencia física. Luego fue ubicado en el sector destinado a los ex funcionarios.

Durante todo este tiempo la abogada que lo representa había solicitado su liberación en un audiencia, sin embargo, la Cámara de Apelaciones rechazó el requerimiento basándose en las pruebas que existían hasta ese momento.

Aveiro ahora está libre y con una prórroga extraordinaria de tres meses. Es decir que si en este tiempo no se encuentran pruebas en su contra, será sobreseído en la causa que está implicado.

Temas relacionados: