Crimen en Guaymallén

Prisión perpetua para la jubilada que asesinó a su marido y simuló un infarto

Este jueves María Ester Vergara, de 75 años, admitió haber cometido el asesinato de José Jerónimo Véliz (77) en junio pasado y recibió la máxima pena, aunque quedó con arresto domiciliario

María Ester Vergara, de 75 años, asumió este jueves haber asesinado a su esposo y recibió una condena a prisión perpetua por el crimen en Guaymallén ocurrido en los primeros días de junio pasado. La asesina de José Jerónimo Véliz (77) quedará con arresto domiciliaria debido a su edad.

El primer día de diciembre se realizó una audiencia donde las partes involucradas en el caso plantearon un acuerdo ante una jueza. El fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello y la defensora oficial Ximena Morales pactaron realizar un juicio abreviado donde la mujer admitió el hecho y debía recibir la máxima pena que contempla nuestro Código Penal.

La jueza María Alejandra Mauricio se tomó un cuarto intermedio de varios días para evaluar la situación y finalmente este jueves decidió condenarla a prisión perpetua por el delito de homicidio agravado por el vínculo. La magistrada también mantuvo el arresto domiciliario, beneficio al cual había accedido Vergara en septiembre pasado debido a su edad.

mariano moreno al 500 guaymallen.jpg
El domicilio donde se cometió el crimen en Guaymallén.

El domicilio donde se cometió el crimen en Guaymallén.

Crimen en Guaymallén

El asesinato ocurrió minutos después del mediodía del 4 de junio pasado, María Vergara llamó al 911 pidiendo ayuda para su esposo porque había sufrido un infarto mientras estaba acostado en la cama. Personal policial fue hasta el domicilio ubicado en calle Moreno al 582, en el barrio Pedro Molina, y constató el deceso de José Véliz.

Sin embargo, inmediatamente les llamó la atención que había manchas de sangre. La mujer explicó que minutos antes se había cortado mientras se afeitaba.

María Vergara quedó en jaque cuando los médicos determinaron que la víctima fatal tenía un profundo corte en medio de pecho y los policías encontraron un cuchillo con manchas hemática sobre una mesa del domicilio. Además, las encuestas ambientales que se realizaron en las inmediaciones del domicilio y la declaración de una sobrina de José Véliz fueron coincidentes en afirmar que María Vergara maltrataba constantemente al hombre.