Valle de Uco

Pena de 16 años de prisión para el conductor ebrio que mató a dos mujeres y a una niña en San Carlos

Gabriel Rubén Paco (22) fue condenado como un homicida simple por las muertes de Mariana Daniela Salinas (29), Romina Alexandra Lazcano (29) y su hija Luana (6), ocurridas en octubre de 2020

No estaba en discusión que Gabriel Rubén Paco fue la persona que manejo los efectos del alcohol y causó la tragedia de San Carlos donde murieron tres personas en octubre de 2020. Restaba definir la cantidad de años de prisión que debía afrontar el joven de 22 años y, en ese marco, recibió la peor noticia. Este miércoles fue condenado a una pena de 16 años por las muertes de Mariana Daniela Salinas (29), Romina Alexandra Lazcano (29) y su hija Luana (6).

Un Tribunal del Valle de Uco se inclinó por la teoría acusatoria y consideró que el hecho de manejar con 2,26 gramos de alcohol en sangre es un homicidio simple con dolo eventual, es decir, que Paco se representó que su accionar podía terminar en un desenlace fatal y no hizo nada para evitarlo. La sentencia fue de 16 años de cárcel y 10 años de inhabilitación para conducir.

Durante la etapa de alegatos, la parte acusatoria había reclamado justamente esa calificación en la sentencia, aunque los fiscales Viviana Crespillo y Sebastián Capizzi pidieron 16 años de cárcel y el abogado de las víctimas, Daniel Álvarez, la pena máxima de 25 años.

Por su parte, la defensa intentó cambiar el delito a homicidio culposo agravado por conducir alcoholizado y por ser más de una las víctimas fatales y que la pena sea de 5 años de prisión. Ahora tendrá la posibilidad de apelar el fallo ante la Suprema Corte de Justicia.

tragedia en san carlos.jpg
Las tres víctimas fatales de la tragedia de San Carlos.

Las tres víctimas fatales de la tragedia de San Carlos.

Tragedia den San Carlos

Mariana Salinas, Romina Lazcano, su hija Luana y otras tres personas se encontraban circulando en bicicleta por calle San Martín, en la localidad de Eugenio Bustos. Cerca de las 21 horas del 19 de octubre de 2020, un Peugeot 206 que se dirigía en la misma dirección las arrolló y perdieron la vida en el lugar.

El auto terminó frenado a 40 metros y el conductor escapó corriendo. Sin embargo, mediante la patente lograron establecer su domicilio y fue detenido a los pocos minutos.