Diario Uno > Judiciales > Javier Colaiacovo

La multa de alcohol antes de la tragedia: "No podía ni soplar la pipeta"

A poco de cumplirse un año de la muerte de Marianela Pulitti (26), este martes comenzó el juicio que tiene acusado a Javier Iván Colaiacovo (30) de manejar ebrio y causar el choque fatal.

Te puede interesar: Violación en manada: un testigo dijo haber visto el video que se filmó

Uno de los testimonios más importantes de la jornada fue el de Maximiliano Soria, el otro ocupante del VW Vento que impactó violentamente contra un poste aquella madrugada.

El joven relató que iba sentado en el asiento trasero del auto y que él nunca accionó el freno de mano, tal como dijo Colaiacovo en una audiencia de mayo pasado. También aclaró que no pudo observar si la víctima fatal accionó o no la palanca.

 Embed      

Durante la jornada también declararon algunos efectivos que intervinieron en el procedimiento. Uno de ellos fue quien le realizó la multa de alcoholemia a Colaiacovo horas antes del choque fatal.

"Paré al Vento porque tenía indicios de estar alcoholizado. Le pedí los papeles y el conductor no hablaba. La acompañante le decía '¡dale, Gordo!'. El chico no reaccionaba. Cuando le pedí que descendiera para hacerle el test la chica lo ayudó a bajarse", relató un efectivo de la Policía Vial que estaba asentado esa madrugada en un control en Jocolí.

"El chico no podía ni soplar la pipeta. Estuvimos como media hora hasta que lo logró y le dio 2,13 gramos", detalló, agregando que no quiso firmar la multa por alcoholemia.

Cuando había pasado cerca de una hora y quince minutos, el uniformado autorizó a manejar el vehículo a Soria ya que en un principio el dosaje le daba un número superior a 0,50 pero luego bajó a 0,37.

 Embed      

El juicio continuará este miércoles con los alegatos de las partes y, probablemente, en la misma jornada se conozca la sentencia que será dictada por la jueza Nancy Lecek.

Colaiacovo está imputado por homicidio simple con dolo eventual y arriesga de 8 a 25 años de cárcel. Para los fiscales de Tránsito Liliana Giner y Darío Tagua, el sujeto sabía que conduciendo alcoholizado y a exceso de velocidad podía ocasionar un desenlace fatal.

Fatal

El 27 de enero de 2019, Colaiacovo, Pulitti y Soria  habían salido a bailar al boliche Pecados ubicado en Lavalle. Cuando emprendían el  regreso hacia Ciudad, el VW Vento en el que circulaban fue detenido en un control policial. Como Colaiacovo estaba alcoholizado le retuvieron el carnet pero dejaron seguir manejando a Soria, quien no estaba intoxicado.

A las 7.25, Colaiacovo tomó de nuevo el mando del volante y perdió el dominio de su rodado en Acceso Norte y Manuel A. Sáez en Las Heras. El auto, que estaba preparado para correr carreras, terminó impactando un poste y se partió a la mitad. Pulitti salió expulsada del habitáculo y falleció en el lugar. Soria sufrió lesiones graves. Entre los hierros retorcidos hallaron la multa que le habían hecho al joven minutos antes.

Te puede interesar...