Siguiente paso

Le negaron la domiciliaria y va a juicio el acusado por el femicidio de Ivana Molina

Carlos Miguel Díaz (65) continuará alojado en el penal hasta ser juzgado por el femicidio de la mujer ocurrido en abril del año pasado

Un crimen sin un cadáver. Esta difícil ecuación deberá resolver un jurado integrado por doce ciudadanos en los próximos meses. Es que este miércoles se confirmó la elevación a juicio de la investigación por el femicidio de Ivana Molina (39), la mujer que desapareció en abril del año pasado. Además, al único sospechoso, que era su pareja, le negaron la prisión domiciliaria.

Este lunes se realizó una audiencia donde el abogado de Carlos Miguel Díaz (65), Marcelo López, se opuso al fin de la investigación primaria pero también solicitó el beneficio del arresto domiciliario. Entre sus argumentos expuso que el hombre padece problemas psicológicos y médicos -tiene que ser operado de cataratas-.

femicidio-ivana-molina-carlos-diaz.jpg

La fiscal que lleva adelante la pesquisa, Claudia Ríos, se opuso a ambas medidas. Consideró que las patología que tiene el sospechoso pueden ser tratadas de buena forma dentro del penal. Y además consideró que no hay más pruebas para realizar y el caso está listo para ventilarse en un juicio, que debido a la calificación del hecho será ante un jurado popular.

► TE PUEDE INTERESAR: Caso Ivana Molina: las pruebas que tiene la Fiscalía y las coartadas que estableció el sospechoso

El juez Juan Manuel Pina finalmente se inclinó por la hipótesis acusatoria, sostuvo la detención en el penal del sospechoso quien llegará de esa forma a sentarse en el banquillo de acusados. En caso de ser encontrado culpable en ese proceso, recibirá la pena de prisión perpetua.

Posible femicidio

Ivana Molina, de 39 años, fue vista por última vez el 1 de abril de 2023 por una sobrina que solía visitarla semanalmente. El 10 de ese mes, la mujer radicó una denuncia por averiguación paradero ya que no volvió a tener contacto con ella. Su pareja, Carlos Díaz, fue citado a declarar como testigo y aludió que la mujer oriunda del barrio Las Rosas, en el oeste de Ciudad, tenía problemas con el consumo de drogas.

► TE PUEDE INTERESAR: Condenaron a 9 años de cárcel a un empleado municipal que apuñaló y abusó a su expareja

A los pocos días, la fiscal Claudia Ríos comenzó a sospechar sobre este sujeto y detectó que se había fugado. Desde entonces aplicó el protocolo de violencia de género y emitió un pedido de captura de Carlos Díaz. Fue capturado días después en Buenos Aires. Lo trasladaron a Mendoza y lo imputaron por homicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género.

Pese a que nunca se encontró el cuerpo de la víctima fatal y hasta el sospechoso declaró que se había ido a la Patagonia para ejercer la prostitución, en un allanamiento posterior que se realizó en la casa del barrio Las Rosas hallaron tres manchas de sangre que pertenecía a Ivana Molina y al sospechoso.

Temas relacionados: