La viuda y la bruja en el banquillo

La Corte reconoció que los hijos del asesinado médico León Burela pueden participar del juicio

Los hijos de León Burela, acribillado en su casa en 2019, tienen "legítimo interés" para ser querellantes en el juicio por jurado popular, reconoció la Sala II de la Corte local. La madre y una amiga arriesgan la prisión perpetua

La Suprema Corte de Justicia avaló que los hijos del médico León Burela, asesinado en 2019, participen como querellantes particulares del juicio por jurado popular a la esposa de la víctima y a una amiga suya, popularmente conocidas como la viuda y la bruja.

Con los votos de los supremos Mario Adaro y Omar Palermo, la Sala II rechazó la pretensión de la fiscal de Homicidios Claudia Ríos de que Juan Raúl Burela -quien defendió a la madre en las cámaras de Canal 7- y María Graciela Burela fueran excluidos del proceso penal contra las imputadas Elizabeth Ventura y Mónica Castro. Previamente, la Procuración General de la Corte opinó en ese sentido.

Esta decisión de la Sala II respaldó dos fallos anteriores. El primero había señalado que la exclusión de los hijos del médico "implicaría atentar contra los derechos de los mismos de participar en los actos procesales en los cuales tienen reconocida facultad de intervención como consecuencia de su legítimo interés".

Te va a interesar: La Suprema Corte de Justicia confirmó las condenas por el femicidio de Norma Carleti en Tunuyán

El crimen de León Burela

Burela estaba retirado y se había desempeñado como ginecólogo del sistema penitenciario provincial. Con Ventura tuvo dos hijos. El matrimonio vivía en el barrio Kolton de Las Heras.

imagen.png
León Burela y la esposa, hoy acusada de organizar el crimen.

León Burela y la esposa, hoy acusada de organizar el crimen.

El médico fue asesinado a sangre fría el 15 de abril de 2019: recibió cuatro disparos de arma de fuego de un criminal cuando estaba sentado en un sillón. En ese momento estaba solo y el homicida no dejó rastro alguno.

La fiscal Ríos centró la pesquisa en la viuda, a quien le intervinieron el celular. Esto permitió detectar comunicaciones con su amiga Castro y a partir de ese contenido -el crimen de Burela- ambas fueron detenidas.

La hipótesis del MPF indica que las mujeres fueron cómplices en la organización del asesinato, finalmente ejecutado por una persona a la que se habría contratado para tal fin. Un sicario

En la casa de Castro los investigadores hallaron elementos vinculados a macumbas y otros rituales y personalizados sobre la fiscal y personal de la Policía. Aparentemente, para influir sobre los conductores y responsables de la pesquisa.

El juicio oral y público

El proceso penal había quedado trabado cuando la fiscal Ríos negó que los hijos de la víctima fueran querellantes en la causa.

Dos tribunales superiores rechazaron su decisión y la magistrada acudió a la Corte mediante un recurso de queja, que la Sala II también denegó esta semana.

Ahora, la Justicia penal debe organizar el juicio por jurado popular contra las dos imputadas.

Castro está presa en su casa desde 2020 por ser paciente de riesgo en tiempos del coronavirus.

En breve serán convocados 96 hombres y mujeres mendocinos, 16 de los cuales terminarán conformando -tras un proceso de selección y exclusiones- el jurado popular con 12 titulares y 4 suplentes.

Te puede interesar: Se demora el sobreseimiento judicial del único sospechoso del crimen Piottante-Libedinsky