Revés para la Obra Social

La Corte obligó a la Osep a reincorporar al jefe de Obras sumariado tras el cambio de gobierno en 2015

El arquitecto Gabriel Brescia obtuvo un fallo favorable luego de que por un proceso administrativo se dispusiera su cesantía. Para la Corte, la sanción fue nula e irrazonable

La Suprema Corte de Justicia de Mendoza condenó a la OSEP (Obra Social de Empleados Públicos) a reincorporar a un arquitecto, que era jefe del Departamento de Obras cuando fue cesanteado en 2020, tras un sumario iniciado en enero de 2016.

El fallo del 14 de junio fue firmado por los supremos María Teresa Day, Julio Gómez y Pedro Llorente a favor de Gabriel Brescia, un arquitecto que supo ser presidente del Colegio de Arquitectos de la Provincia.

En el caso, Brescia cuenta que se le inició un sumario por presuntas faltas injustificadas a días del cambio de Gobierno de Francisco Pérez a Alfredo Cornejo cuando "hubo modificaciones de estructuras y de funcionarios en el ámbito de la OSEP".

►TE PUEDE INTERESAR: El backstage de la foto del peronismo y el papel de los intendentes en una semana de definiciones

La Corte consideró que ese sumario que se le inició estuvo afectado por un vicio grave dado que no se le informó detalladamente al agente cuáles eran los hechos por los que se lo investigaba; y además, entendieron los jueces, que no se configuró la falta de "abandono malicioso y voluntario" para que proceda la sanción de cesantía. El Ministerio Público Fiscal había dictaminado a favor de la OSEP.

OSEP
OSEP deberá reincorporar al jefe de Obras echado en 2020.

OSEP deberá reincorporar al jefe de Obras echado en 2020.

La condena de la Corte a la OSEP

La sala primera de la Suprema Corte de Justicia, compuesta por los jueces Day, Gómez y Llorente, resolvió "condenar la Obra Social de Empleados Públicos a que, dentro del plazo del art. 68 CPA, reincorpore al actor en el cargo de planta permanente en que revistaba a la fecha en que se ordenó la cesantía".

Este fallo llegó luego de que Gabriel Ernesto Brescia iniciara una acción procesal administrativa contra la OSEP para que se revoque el decreto N° 975/20 dictado por Rodolfo Suarez, que confirmaba la resolución de cesantía emitida por el directorio actual de la Obra Social.

Aquella sanción fue impuesta como resultado de un sumario que se le inició por presuntas ocho faltas injustificadas y ausencias del lugar de trabajo sin avisar a dónde se dirigía.

Más allá de si aquellas faltas fueron o ausencias estuvieron o no justificadas, lo que la Corte consideró es que en el inicio del sumario no se le comunicó de manera "clara y estructurada" cuáles eran las conductas investigadas con su debida circunstancia de tiempo, modo y lugar y que, por el contrario, "solo se acumularon expedientes que indicaban diversas situaciones en forma desordenada y confusa".

"Ni siquiera existió una generalidad en la determinación de los hechos endilgados al actor sino una carencia absoluta de su mención", explicó la Corte en los argumentos de la sentencia.

Este accionar de los investigadores para los jueces estuvo viciado y por tanto el acto es nulo.

►TE PUEDE INTERESAR: El celular de Oyhenart, tres terabytes de filmación y las cooperativas: lo que viene en el caso Las Heras

Además, dispuso la Corte, "asimilar" que no se cumplieron las obligaciones por ausencias injustificadas, no permanecer en su puesto o no avisar a dónde se dirigía "a un abandono de trabajo resulta a todas luces irrazonable".

"Aun de considerarse que el Sr. Brescia efectivamente se retiraba de su puesto de trabajo sin ser autorizado y que faltaba sin justificación, dichas conductas no resultan suficientes para encuadrarla" en la causal de cesantía por abandono malicioso y voluntario.

Así, para los supremos, no se valoró razonablemente ni el hecho ni el derecho aplicable y por tanto la sanción de cesantía transgredió normas constitucionales o legales y debe revocarse.

Con este fallo, la OSEP no solo deberá reincorporar al empleado como jefe de Obras sino también pagar las costas del proceso.