Crimen de un médico mendocino

La Bruja de Menem fue propuesta como testigo de magia negra para un juicio por jurados

La defensa de Elizabeth Ventura, acusada de instigar el asesinato de su marido, León Burela, pidió que Azucena Agüero Blanch declare en el debate que se realizará en febrero

El crimen del médico León Burela será una de las primeras causas que se ventilará en un juicio por jurados en este año. A mediados de febrero se realizará el debate que tendrá varias particularidades: un asesinato sin el autor material, magia negra como evidencia y hasta la posible participación de la Bruja de Menem.

El próximo 4 de febrero está fijado para que se realice el sorteo de los potenciales ciudadanos que definirán el futuro de la esposa de la víctima, Elizabeth Ventura, y su amiga, Mónica Castro, imputadas como instigadoras del homicidio ocurrido en Las Heras.

León Domingo Burela.jpg
León Burela y la actual sospechosa, su esposa Elizabeth Ventura.

León Burela y la actual sospechosa, su esposa Elizabeth Ventura.

Pero esto no será lo único importante que se defina ese día. Desde hace casi 6 meses que se vienen realizando audiencias preliminares donde las partes discuten las pruebas que se exhibirán en el juicio. Ese mismo viernes, el juez técnico Agustín Chacón debe resolver cuáles admiten y cuáles no.

Uno de los testigos que está en discusión es Azucena Agüero Blanch, conocida popularmente como la Bruja de Menem. Se trata de la mendocina autodenominada vidente y Maga Blanca que acompañó al entonces gobernador de La Rioja en su ascenso político hasta la presidencia.

Agüero fue ofrecida por los abogados defensores de Ventura -Agustín Magdalena y Cristian Vaira Leyton- y se especula que brindará su versión sobre las distintas macumbas que fueron halladas en el domicilio de Mónica Castro cuando fue detenida.

En definitiva, luego de definirse los testigos y las pruebas, el juicio comenzará el próximo 21 de febrero en el Polo Judicial Penal. La acusación estará representada por la fiscal de Homicidios Claudia Ríos, quien ha liderado toda la investigación.

Mónica Elizabeth Castro 2.jpg
Mónica Castro arriesga una condena a prisión perpetua.

Mónica Castro arriesga una condena a prisión perpetua.

Crimen del médico

En la mañana de 15 de abril de 2019, Mingo Burela estaba tirado en el sillón del living de su casa ubicada en el residencial barrio Kolton de Las Heras. Era poco social y desde que se había jubilado -fue médico del Servicio Penitenciario hasta 2012- prefería echarse cómodamente a ver televisión. Cuando quiso acordar, tenía al asesino enfrente suyo. El hombre ingresó sin forzar ninguna cerradura y le efectuó cuatro disparos.

Elizabeth Ventura había salido del domicilio minutos antes para realizar ejercicio. Era la coartada perfecta hasta que algunas contradicciones en su relato generaron dudas en los investigadores. Decidieron pincharle el teléfono celular y la sospecha se confirmó.

Ventura y su amiga Mónica Castro, con quien hablaba por teléfono sobre el crimen del médico, fueron detenidas meses después. Esta última tenía varias macumbas en su casa tratando de fraguar la investigación mediante magia negra. Entre los papeles en tarros con sal estaba el nombre de la fiscal Claudia Ríos y el de algunos miembros de la Policía.

En tanto que el autor material del crimen en Las Heras se presume que fue un sicario, pero jamás se pudo avanzar con su identificación.