Junio de 2020. Plena etapa de confinamiento por la pandemia del coronavirus. En épocas de poco movimiento en la calle, sorprendió un amplio despliegue policial que incluyó casi 40 allanamientos en todo Mendoza. Los apuntados: el clan Aguilera y sus secuaces acusados de acopiar un arsenal y comercializar drogas. Casi 20 procesados se sentarán en el banquillo desde este lunes acusados de integrar la gavilla vinculada a los barrabravas de Godoy Cruz.

No era la primera vez que la familia Aguilera estaba en la mira de los investigadores. De hecho el líder, Daniel Rengo Aguilera (50), ya estaba preso por una causa de violencia de género y otra de estupefacientes. Pero a comienzos de 2019 un informante anónimo alertó que su hermano continuaba el negocio en la calle.

Comenzó una pesquisa que apuntó contra Diego Asesino Aguilera (42) como el cabecilla acompañado en la línea de mando por su hijo Enzo (22) y su otro hermano Walter (34). Como siempre, la base de la organización era el barrio La Gloria de Godoy Cruz pero el comercio se había extendido incluso hasta el Valle de Uco y el Sur provincial.

► TE PUEDE INTERESAR: Un joven quedó vinculado a 5 asaltos, un intento de asesinato y el homicidio de un mecánico en Las Heras

Las tareas de observación de los policías y las escuchas telefónicas fueron confirmando los datos: la banda vendía cocaína, marihuana y LSD. Existía una propiedad matriz que llamaban Hostel y otros inmuebles donde también acopiaban armas de fuego. El despliegue era tal que el negocio no se restringía a la familia Aguilera sino que también había decenas de personas detrás de la operación -ver más abajo-.

La caída de la banda de narcotráfico

La Justicia Federal ordenó 37 allanamientos que se efectuaron en simultáneo el 5 de junio de 2020 en distintas zonas de Godoy Cruz, Luján de Cuyo, Ciudad y Maipú. En algunos puntos las escenas eran de ficción: mientras los policías reventaban las puertas a patadas los sospechosos escapaban por los techos. Así fue que huyeron Diego y Walter Aguilera, aunque este último se entregó días después.

En los procedimientos se incautaron 12 kilogramos de cocaína, 2 kilos de marihuana, 23 armas de fuego, más de mil municiones de distinto calibre y los elementos típicos del narcotráfico: balanzas, elementos de corte y fraccionamiento, dinero en efectivo.

Operativo en barrio La Gloria9

Para la pesquisa fueron claves las escuchas telefónicas que se realizaron durante los meses previos al megaoperativo. Los investigadores detectaron que a Daniel Aguilera lo mencionaban como el líder ya que lo apodaban Uno o Jefe.

Los eufemismos también eran utilizados para referirse a la droga. A la cocaína solían llamarla "alfajor", ya que la compactaban con una prensa hidráulica. Otros códigos eran un poco más evidentes, como "frasquito de verdura" o "cigarrillos locos".

Los acusados están imputados por comercio y tenencia de drogas para la comercialización, además de acopio de armas de fuego. Todos los delitos agravados por la participación de 3 o más personas. Está previsto que el debate se extienda durante varias jornadas debido a la cantidad de procesados.

allanamientos clan aguilera barrio la gloria
Los allanamientos que se realizaron el 5 de junio de 2020.

Los allanamientos que se realizaron el 5 de junio de 2020.

La narcobanda

- Clan Aguilera: Enzo Aguilera (22) y Walter Aguilera (34)

- Vendedores de drogas: Gino Zalazar (21), Leonardo Videla (30), Javier Tur (35), Agustín López (26) y Adriana Páez (28)

- Traslado de drogas al Sur provincial: Valentín Gaete (39), Jesús Aguilar (47), Cristian Zárate (41) y Alejandro Henríquez (42)

- Acopio de drogas: Laura Ferreyra (41), Nelson Arias (44), Elda Piantini (42), María Del Río (22), Gino Bauco (23) y Julieta Tejada (22)

- Mantenimiento de vehículos y acopio de drogas: José Pasqualotto (40)

- Blanquear dinero: Alejandro Giménez (54)

Temas relacionados: