Crimen en Las Heras

Comienza el juicio por jurado por el caso del médico, la bruja, la viuda y el sicario

Este lunes arrancará uno de los debates más interesantes de los últimos años. Doce ciudadanos deberán determinar si Elizabeth Ventura (55) y Mónica Castro (56) instigaron el crimen del médico Léon Burela (64) ocurrido en abril de 2019

Uno de los juicios más esperados de los últimos años tendrá su inicio este lunes. Elizabeth Mirta Ventura (55) será juzgada por haber mandado a matar a su esposo León Domingo Burela (64). Mónica Elizabeth Castro (56) afrontará la acusación de haber participado de esa maniobra homicida. Durante los próximos días, doce ciudadanos que integraran el jurado popular escucharán varios minutos de escuchas telefónicas y verán distintos elementos de brujerías para luego decidir la suerte de las dos mujeres.

Se realizaron muchas tareas investigativas entre el 15 de abril de 2019 en que fue baleado Burela en el living de su casa del barrio Kolton y el 10 de octubre siguiente cuando fueron detenidas las sospechosas. Pero hay una evidencia que fue clave: una conversación telefónica donde Mónica Castro le reprochaba a Elizabeth Ventura que dejara de hablar con otra amiga e irónicamente lanzó "contale que mandaste a matar a tu marido, si ya le contás todo".

Ambas eran amigas y hasta había viajado juntas a Brasil en alguna que otra ocasión. También vieron juntas cómo la esposaban ese día y cómo ingresaban a la penitenciaría. Su relación se fue desgastando intramuros y se terminaron alejando. Sin embargo, ahora volverán a sentarse en el banquillo de acusados y podrían ser condenadas a una pena de prisión perpetua.

► TE PUEDE INTERESAR: La Bruja de Menem fue propuesta como testigo de magia negra para un juicio por jurados

Otra de las pruebas vitales serán las distintas macumbas que se encontraron en el domicilio de Mónica Castro el día de su detención. Había varios frascos con sal y papeles con escritos en su interior. Gran parte de ellos tenían el nombre de los investigadores del crimen del médico, incluída la fiscal de Homicidios Claudia Ríos, y hasta de publicaciones periodísticas sobre el caso. Más allá de lo colorido que puede resultar la "brujería", la acusación sostiene que evidentemente la mujer intentaba frenar la investigación por el asesinato de León Burela.

En el juicio defilarán varios testigos, aunque sin lugar a dudas lo más importante pasará por el hermano de Mónica Castro. Este hombre declaró que tras la detención de la Bruja habló con una empleada doméstica que tenía, que cuidaba al padre de ambos, y esta mujer le manifestó que "se complotó con Ventura para que dieran vuelta al marido". Incluso lanzó el nombre de un sobrino de Mónica Castro que "andaba en malos pasos" y que sería quien acribilló a la víctima fatal, aunque la investigación no logró avanzar en ese último punto. A su vez, la empleada doméstica ha negado haber hecho esas manifestaciones.

También se mostrará el trabajo de Policía Científica y el cruzamiento de datos de las antenas telefónicas donde quedó demostrado que las dos sospechosas estuvieron hablando por celular horas antes del hecho de sangre.

La acusación estará a cargo de la fiscal Ríos y si su teoría convence al jurado habrá una sentencia de prisión perpetua por homicidio agravado por el vínculo. El juicio tendrá la particularidad de que el abogado querellante, Francisco Castro, no acompañará la hipótesis acusatoria y de hecho estará más cercano al rol de las defensas ya que representa a los hijos de Ventura y Burela, quienes sostienen la inocencia de su madre. En tanto que los abogados Agustín Magdalena, Cristian Vaira Leyton y Susana Soleti representarán a las imputadas.

Crimen de Burela.png
La viuda y su amiga, conocida como la bruja, serán juzgadas por un jurado popular por el crimen de León Burela.

La viuda y su amiga, conocida como la bruja, serán juzgadas por un jurado popular por el crimen de León Burela.

Crimen del médico León Burela

En la mañana de 15 de abril de 2019, Mingo Burela estaba tirado en el sillón del living de su casa ubicada en el residencial barrio Kolton de Las Heras. Era poco social y desde que se había jubilado -fue médico del Servicio Penitenciario hasta 2012- prefería echarse cómodamente a ver televisión. Cuando quiso acordar, tenía al asesino enfrente suyo. El hombre ingresó sin forzar ninguna cerradura y le efectuó cuatro disparos.

Elizabeth Ventura había salido del domicilio minutos antes para realizar ejercicio. Era la coartada perfecta hasta que algunas contradicciones en su relato generaron dudas en los investigadores. Decidieron pincharle el teléfono celular y la sospecha se confirmó.

► TE PUEDE INTERESAR: El hijo del médico Burela: "Mi mamá sufría violencia de género y es inocente"

Ventura y su amiga Mónica Castro, con quien hablaba por teléfono sobre el crimen del médico, fueron detenidas meses después. Esta última tenía varias macumbas en su casa tratando de fraguar la investigación mediante magia negra. Entre los papeles en tarros con sal estaba el nombre de la fiscal Claudia Ríos y el de algunos miembros de la Policía.

En tanto que el autor material del crimen en Las Heras se presume que fue un sicario, pero jamás se pudo avanzar con su identificación.

Temas relacionados: