Violencia de género

Carlos López Puelles, entre el sobreseimiento y el juicio por amenazar a su expareja

El ex intendente de Luján de Cuyo, Carlos López Puelles (53), está cerca de volver a sentarse en el banquillo de acusados. La acusación sostiene que amenazó a su exesposa mientras negociaba la separación de bienes

El ex intendente de Luján de Cuyo, Carlos López Puelles (53), está cerca de volver a sentarse en el banquillo de acusados en un juicio. La Unidad Fiscal de Violencia de Género sostiene que amenazó a su exesposa con hacerle perder su trabajo y escracharla mediáticamente si no aceptaba las condiciones que imponía en la división de bienes al momento de la separación. La defensa, por el contrario, consideró que no existió ningún delito.

La causa judicial sostiene que a mediados de 2017 el exmandatario atravesaba un proceso de divorcio con la mujer. La relación era tensa, a tal punto que López Puelles comenzó a obligar a su expareja a que aceptara quedarse solamente con una casa ubicada en el Club de Campo en Guaymallén donde vivía. El resto de los bienes conyugales quedarían en su poder.

►TE PUEDE INTERESAR: Condenaron al exintendente Carlos López Puelles por amenazas: "La voy a cagar a trompadas"

"Quiero terminar con esto. Quiero vivir tranquilo. Es sí o no. Si no te comés una denuncia federal y te juro por Dios que te lo voy a hacer, te voy a hacer bosta. No sabés hasta dónde voy a llegar", fue uno de los mensajes que envió el ex jefe comunal. En otro pasaje de la conversación le dijo: "Es lo mío o nada. Te voy a hacer cagar a vos. Tu apellido va a salir como una tránfuga en los diarios".

La fiscal de Violencia de Género Mónica Fernández Poblet imputó a Carlos López Puelles por el delito de coacciones en un contexto de violencia de género. La investigadora consideró que amenazó a la mujer con un escrache mediático, con sacarle su puesto de trabajo en el Estado y con suspenderle la matrícula. En los primeros días de noviembre pasado solicitó la elevación a juicio del expediente.

►TE PUEDE INTERESAR: Imputaron por enriquecimiento ilícito al ex intendente de Luján Carlos López Puelles

El abogado defensor Sergio Vignaud se opuso a la medida y, por el contrario, solicitó el sobreseimiento de su cliente. En una audiencia que se realizó esta semana consideró que el exintendente no amenazó a la mujer sino que hizo una proposición. De hecho se respaldó en otro mensaje que decía "hagamos casa por casa y ya está. Pero de todas maneras, no te estoy diciendo que aceptes".

El letrado alegó que incluso Carlos López Puelles no tenía el poder necesario para concretar algunas de las amenazas que supuestamente profirió. También pidió que se abra una causa para que se investigue si la exesposa escondió bienes de la sociedad conyugal al momento de la separación.

►TE PUEDE INTERESAR: Alarmante: un bebé de un año está internado por intoxicación de cocaína

La jueza Mirna Montaldi escuchó a las partes y se tomó un cuarto intermedio para decidir en los próximos días si López Puelles va nuevamente a juicio. La situación es límite para el exfuncionario ya que si bien se trata de un delito excarcelable existe la posibilidad de que vaya preso en caso de ser condenado ya que tiene una sentencia anterior en su contra.

Carlos Lopez Puelles.jpg

Condena anterior para Carlos López Puelles

El 7 de junio de 2017, cuando Carlos López Puelles estaba discutiendo telefónicamente con su expareja. La mujer estaba siendo asistida legalmente por Carolina Jacky, una reconocida abogada transexual que ha intervenido en numerosas causas de violencia de género y en luchas del colectivo LGBT.

La expareja de López Puelles estaba grabando la conversación y en el audio quedó registrado cuando el exfuncionario dijo que a Carolina Jacky la iba a "buscar y cagar a trompadas" pero se iba a poner "pollerita para que no sea violencia de género".

Se inició una investigación penal donde fue imputado por el delito de amenazas simples y en octubre del año pasado fue condenado a 7 meses de prisión en suspenso.

Meses después de ese fallo, fue imputado por enriquecimiento ilícito ya que la Unidad Fiscal de Delitos Económicos consideró que no puede justificar la titularidad de un grupo de empresas y la tenencia de cheques y de una fuerte suma de dinero en efectivo.