Tal como lo reclamaba la víctima, la Suprema Corte de Justicia confirmó que ocurrió una violación en el caso de abuso sexual en Al Sur. El barman, que había sido condenado por intento de violación, ahora recibirá al menos el doble de la pena anterior.

En noviembre del año pasado, en un polémico fallo, Leonardo Medina (33) recibió 4 años de prisión por tentativa de abuso sexual con acceso carnal. En palabras claras, el juez Gonzalo Guiñazú considero que el hombre intentó abusar a la joven de 21 años pero no logro concretarlo.

Te puede interesar...

Tanto la fiscal Laura Rouselle como los abogados de la víctima, Fernando Peñaloza y Natalia Lorenzo, presentaron un recurso ante la Corte sosteniendo la teoría de que la violación se consumó. De hecho, durante los alegatos del juicio habían pedido una pena de 8 años de prisión. La defensa de Leonardo Medina también recurrió a la Corte pidiendo la absolución del barman.

El máximo Tribunal de Justicia provincial le terminó dando la derecha a las partes acusatorias. Los ministros Omar Palermo, Mario Adaro y José Valerio consideraron que Medina debe ser condenado justamente por abuso sexual con acceso carnal.

Ahora el expediente volverá a la primera instancia, donde se realizará una nueva audiencia para discutir solamente los años de condena, que irán de 8 a 20 según la nueva calificación.

Abuso sexual en Al Sur

En noviembre de 2017, un grupo de amigos fue a bailar al boliche Al Sur, donde la denunciante conoció a Medina en la VIP. Indicó que el barman le convidó unos tragos y luego se desvaneció. Sus amigas la buscaron durante un rato, hasta que la encontraron inconsciente en un sillón y se fueron del boliche.

Unas horas más tarde, la víctima hizo la denuncia y pasó por el Cuerpo Médico Forense donde constataron lesiones compatibles con abuso sexual.

Una vez que se inició la investigación, los pesquisas fueron a buscar las cámaras de seguridad del boliche, pero casualmente habían hecho un boquete y robado precisamente las imágenes de esa noche.

Medina finalmente fue capturado en diciembre de 2017 en una casa del barrio Paraguay, de Guaymallén, y desde entonces está detenido.