Entonces, 57 años después y a 11.000 kilómetros de distancia de esa ciudad ubicada sobre la costa este del estuario del río Mersey, un grupo de mendocinos de las más diversas edades, desde los 20 a los 70, se comenzaron a juntar para “mantener viva la llama de esta música, que nos llenan el alma de entusiasmo, alegría y optimismo”, dicen.

Cada cual cultivó su pasión por su lado, casi todos desde la infancia. La música de The Beatles les llegó por la radio o por los discos de alguien mayor. Y después les fue creciendo, multiplicándose en el interior por años. Ahora, desde hace un tiempo y también cada quien por su lado, comenzaron a sentir las ganas de encontrarse con otros y saben que hay más, muchos más con esa necesidad.

El sábado pasado, casi como un hito fundador, los primeros, los más inquietos, se juntaron en un salón de San Martín. Como si fuera en Liverpool, pero con asado de por medio para respetar también sus raíces, tocaron, cantaron y disfrutaron. Ahora son los “Locos Beatlemaníacos de Mendoza” y proponen que todos los dispersos se unan.

 Embed      

Es su hobbie. Tienen un rango muy amplio de edades, de oficios y profesiones. Quizás se puede decir que no tienen mucho en común… salvo la música, aquella de John, Paul, George y Ringo. Cuatro de ellos crearon a fines de 2010 el grupo Apple, que hace covers de The Beatles, pero son mucho más que eso.

Sebastián Kermen tiene ahora 35 años y es un adulto hecho y derecho. Trabaja en una óptica y ha formado familia. Pero en 2010 era un muchacho de 27 “muy fanático, enfermo desde chico por los Beatles”. Fue cuando su padre le regaló una entrada vip para ir a ver a Paul McCartney en River. Hizo una bandera que decía “Este es mi sueño ¿Puedo cantar una canción contigo?” e, increíblemente, el sueño se cumplió. Subió al escenario y cantó con Paul “Get back”.

Sebastián es bajista y zurdo, como McCartney y, claro, tiene un bajo idéntico al de su ídolo. Hasta ese encuentro casi increíble, que lo transformó en quizás el único argentino que ha cantado con el beatle, Sebastián tocaba “rock británico , pero no me animaba a hacer cosas de The Beatles porque, si no lo hacía bien, prefería no hacerlo”. Pero, a raíz de ese afortunado momento que llegó a ser nota de diarios, el mendocino fue imán para otros fanáticos comprovincianos que quisieron tocar con él. Así se formó Apple.

“Eso fue a fines de 2010. En marzo de 2011 me casé y tocamos en mi casamiento”, recuerda. Después participaron de un concurso nacional anual, llegaron a la final y se animaron a ir por más. Ahora tocan por gusto, pero también los contratan con asiduidad, por más que Sebastián siga calificando la actividad como “nuestro hobbie”.

Ahora él y la banda son parte del grupo que está construyendo la movida Beatle mendocina.

 Embed      

Roberto Baigorria (52) es médico cirujano y, como todos los del grupo, es fanático de The Beatles desde siempre, además de ser uno de sus motores para ampliarlo y convocar a todo beatlemaníaco que ande suelto.

“A mi quinto hijo le puse Juan, porque John Baigorria no sonaba bien”, confiesa. Se transformó en seguidor de Apple y con ellos venían promoviendo la primera juntada, que finalmente se concretó este sábado en territorio de Roberto, en San Martín.

“Hay muchos en este grupo que son tan fans, que han viajado a Liverpool alguna vez”, dice.

El médico toca la guitarra y se ha comprado tres réplicas de aquellas que ha pulsado John Lennon alguna vez. “La batería que usa Apple es Ludwig, la misma de Ringo. El bajo es Hofner, el mismo de Paul, las guitarras mías son Ephipone y Rickenbecker. Todo es exactamente iguales a lo que usaron los Beatles”, dice.

Roberto es un apasionado y comparte esa pasión con su suegro, que tiene 70 años y que ya se sumó a la movida.

Baigorria cuenta “queremos sumar a gente mendocina que tenga afinidad con esta música y empezar a compartir esa pasión, para que no se pierda” y confiesa que “yo no tengo nada contra ningún estilo, pero la música que se escucha hoy como el reggaetón, no me parece que sea buena. En cambio esta, la de The Beatles, nos llenan el alma de entusiasmo, alegría y optimismo, que es algo que tanto necesitamos hoy. La música, como cualquier música, te ayuda a ver la vida mejor. Por eso queremos mantener viva la llama, ver qué pasa si nos empezamos a juntar y despuntamos el vicio”.

Y así, lanzan el desafío.

La página en Facebook del grupo se llama “Locos Beatlemaníacos de Mendoza” y desde allí pueden sumarse y contactarse.

En tanto la página en Facebook de la banda Apple, es “Apple Beatles Covers”.