La investigadora Josefa Ros Velasco lleva muchos años estudiando sobre el aburrimiento y acaba de publicar el ensayo divulgativo "La enfermedad del aburrimiento", considerándola como un fenómeno cotidiano que nos atormenta cuando la realidad no cumple nuestras expectativas.

"A todos nos visita alguna vez, en su forma más sencilla y pasajera o en su expresión profunda y duradera. Incluso llegamos a sentirlo en grupo. El dolor que nos causa nos predispone a hacer cualquier cosa para ponerle fin. De su padecimiento emana la creatividad humana y también resultan los peores monstruos", reza el prólogo del libro.

Josefa-Ros-Velasco-sobre-el-aburrimiento2.jpg
Josefa Ros Velasco publicó "La enfermedad del aburrimiento".

Josefa Ros Velasco publicó "La enfermedad del aburrimiento".

En dialogo con "Primeras voces" de Radio Nihuil indicó que "el aburrimiento es una forma de reaccionar frente a algo que nos molesta".

"El aburrimiento siempre es un síntoma de que en el contexto en el que estamos inmersos se ha quedado obsoleto, pues ha dejado de satisfacernos y nos está dando esa señal de que tenemos que dar paso a los siguiente, introducir una novedad para escapar de ese malestar que nos produce el aburrimiento", agrega.

Consultada por si en algún momento la sociedad en general se cansa de un gobierno o un sistema, afirmó que siempre pensamos al aburrimiento como algo individual: "Yo me aburro; mi hijo se aburre, pero también puede ser grupal".

Josefa-Ros-Velasco-sobre-el-aburrimiento1.jpg
La española Josefa Ros Velasco dialogó con Radio Nihuil en "Primeras voces".

La española Josefa Ros Velasco dialogó con Radio Nihuil en "Primeras voces".

"A veces surgen circunstancias, contextos en los que muchas personas se sienten aburridas entonces este aburrimiento grupal se puede dar a nivel social. Un grupo social está inmerso en una situación compartida que le da aburrimiento porque siempre remite a los mismos patrones", aclara.

Josefa Ros Velasco utilizó como ejemplo el estadillo social en Chile

Un claro ejemplo fueron las protestas que empezaron en el año 2019 en Chile. La sociedad chilena empezó a notar que se crearon unas expectativas al fin de la dictadura de Pinochet que finalmente no se cumplieron.

"Se les prometió un bienestar que no llegó nunca y al final esas promesas que hacen los políticos que se repiten y que fracasan y que nos mienten una y otra vez, al final generan ese cansancio que hacen que estallemos. De alguna forma todas las protestas realizadas en chile podrían estar causadas por el aburrimiento y ahí empecé a documentar que el aburrimiento tenía un papel importante", indicó Josefa.

protestas en chile
La investigadora de 34 años utilizó el estallido social de Chile en 2019 como ejemplo.

La investigadora de 34 años utilizó el estallido social de Chile en 2019 como ejemplo.

Todo aburrimiento es reactivo, siempre llega. En cada sociedad el colapso llega en un momento determinado. Depende cuál es la sensación de colapso e Insatisfacción que sufre esa población.

Los distintos tipos de aburrimiento

La filósofa considera que existe tres tipos de aburrimiento:

  • Aburrimiento situacional
  • Aburrimiento crónico
  • Situacional cronificado

En primer lugar existe un aburrimiento situacional que le puede pasar a un individuo o a un grupo y depende exclusivamente del entorno y desaparece en el momento que le sumamos una novedad a este entorno. El aburrimiento crónico, que es experimentado a nivel individual y que depende del propio individuo de sus condiciones psíquicas y de su personalidad. Por último, el situacional cronificado, es ese aburrimiento que podemos sentir a nivel individual o colectivo que depende de la situación, pero no depende del individuo y se cronifica porque no podemos reaccionar ante él de forma inmediata porque la situación del contexto es muy limitante.

►TE PUEDE INTERESAR: Mariana Travacio, escritora: "Tratamos de decir algo desde hace treinta y cinco mil años, desde las cavernas"

Por ejemplo si hablamos a nivel macro cuando se vive en una dictadura es muy difícil reaccionar a lo que nos causa aburrimiento porque nuestra capacidad de respuesta esta coartada , esta forma de aburrimiento no es pasiva del todo pero necesita tiempo. La respuesta a este tipo de aburrimiento se da de forma de estallido de forma explosiva, es necesario que sea así para dejar atrás una situación que también es extrema.

El aburrimiento a nivel laboral y educativo

En el ámbito laboral, Ros Velasco considera que es un aburrimiento que, aunque parezca a nivel individual, puede llegar a cronificarse.

"Tu estas en el trabajo y puedes sentir que estás obligado a soportar el aburrimiento en tu puesto de trabajo de forma como no puede reaccionar ante él, no queda otra que aburrirte y se va acumulando hasta que al final puede devenir en tipo de conductas desadaptativas".

Y sigue: "El único aburrimiento saludables es aquel del que somos capaces de gestionar de manera óptima, es decir, aquel que podemos responder haciendo uso de los recursos que están a nuestro alcance de forma que al final lo que devenga de ese impulso sea adaptativo beneficioso".

Aburrimiento-laboral.jpg
El aburrimiento laboral puede llegar a cronificarse.

El aburrimiento laboral puede llegar a cronificarse.

"Entonces este aburrimiento situacional cronificado si se da en el ámbito laboral, a la larga puede ser que te haga explotar para bien o para mal", asegura.

"Quizás un día despiertas y dices ya no voy a soportar esto y dejas el trabajo, lo que es una reacción extrema. No es tan simple como me está aburriendo la película cambio el canal de la tv", explicó Josefa.

►TE PUEDE INTERESAR: Llega "Lo que dice la piel", la segunda parte de la saga feminista mendocina

Por su parte considera que uno de los mayores problemas de los sistemas educativos a nivel mundial es el aburrimiento. Son espacios a donde también se cronifica el aburrimiento porque los chicos están obligados a estar ahí.

Para finalizar, la investigadora dio su punto de vista sobre el aburrimiento dentro del aula. "Yo creo que lo importante en este aspecto es que tengamos en cuenta que ese aburrimiento generalizado en un aula le está mandando un mensaje al docente y como docente tenemos que estar muy atentos y abiertos de mente".

"No ofendernos cuando veamos esas muestras de aburrimiento porque afortunadamente el aburrimiento se ve cuando nos aburrimos y eso nos va a permitir a reinventarnos", cerró.

Temas relacionados: