Espectaculos Jueves, 10 de mayo de 2018

Divertida comedia se está filmando en Potrerillos

La presencia del actor Tomas Fonzi, que se encuentra grabando escenas de la película Todo por el ascenso en Mendoza no pasó desapercibida en la zona de Potrerillos. Durante el rodaje hubo diferentes momentos y se llevaron a cabo acciones en las cercanías del dique homónimo. Además de Fonzi, actúan Fernando Govergun (Colo de Cebollitas) y Ariel Pérez de María.

Sinopsis de la película

Néstor (Ariel Pérez de María) (38) es extremadamente supersticioso. Respeta sus cábalas rigurosamente y tiene mucho cuidado en evitar todas esas cosas que, según los dichos populares, llaman a la desgracia. Este año su equipo de fútbol, el Club Atlético Saavedra, está por disputar la final del Torneo Federal A, contra Gimnasia y Esgrima de Mendoza, por el ascenso a la B Nacional.

El partido definitorio se juega en Mendoza y se disponen a viajar en el vehículo de Rafa (Tomás Fonzi) (37), amigo y compañero de tribuna, cargando las ilusiones de toda una vida.

Cuando están a punto de salir aparece Fabián (Fernando Govergún) (37), quien se vino especialmente desde Colombia para ver la gran final, el mundo se les viene abajo.

Néstor le tiene mucho cariño aunque, al ver perder a su equipo cada vez que Fabián estuvo en la cancha, lo considera una piedra, una mufa, un hombre desgraciado para el futbol. Está convencido de que si el presencia ese partido el añorado ascenso está perdido.

Tras advertir a Rafa sobre las condiciones sobrenaturales de Fabián, lo persuade de llevarlo con ellos en su viaje y aprovechar para asegurarse de que él nunca llegue a la cancha.

Con la necesidad de ejecutar una maniobra sutil que deje a su amigo sin chances de seguir adelante, emprenden la larga travesía por las rutas argentinas.

Un mate contaminado, el abandono en el medio de la nada y hasta la encarcelación de Fabián son algunas de las estrategias encubiertas con las que estos amigos intentan deshacerse de él.

Pero la mufa que tiene para el futbol parece contraponerse a la suerte con la que sale ileso de cada uno de esos intentos.

Con el partido soñado cada vez más cerca y Fabián aún en el vehículo, Néstor y Rafael se aproximan resignados al estadio. Pero Néstor todavía mantiene una esperanza, le queda un último córner que puede darles el triunfo sobre la hora y hacer que Fabián se pierda la final.

Dejanos tu comentario