Espectaculos Lunes, 29 de enero de 2018

David Páez, feliz con su premio "revelación" del humor

David Páez forma parte del elenco de SorPresas, la versión mendocina del musical de Broadway Nunsense a men de Dan Goggin que adaptó y dirige Aníbal Villa, donde interpreta a Sor María Amnesia, personaje por el cual recibió el Premio Escenario, en la categoría revelación humor.

David Páez tiene 30 años. Es Licenciado en Fonoaudiología y Terapia del Lenguaje, egresado de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad del Aconcagua, donde se desempeña como docente del Área Voz Humana y Comunicación en 2°, 3° y 4° año de dicha carrera. Desde el año 2008 integra el grupo Lutherieces con quien ha realizado giras por Panamá, Costa Rica, Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile y varias provincias de Argentina con diferentes espectáculos bajo la dirección teatral de Guillermo Troncoso, Pinty Saba, Guillermo García, Claudio Martínez, entre otros.

Además es integrante de Arte Vocal, grupo experimental de cámara de AMICANA. Trabaja como responsable del Gabinete de Foniatría y Técnicas Vocales de la Escuela de Comedia Musical Valeria Lynch sede Mendoza.

"Más allá de todo lo que he realizado o hago en este momento yo me considero un profesional muy comprometido y responsable, a la par me gusta cuidar mis vínculos personales y estar ahí para mis pares y amigos", esto alcanza para mí. Comenzó contando David en esta charla con Diario UNO.

-¿Por qué sos actor, cómo llegaste?

-Una vez leí que ser actor es poder encontrarse con uno mismo, poder percibir lo que nuestro cuerpo nos está diciendo, lo que queremos, lo que el otro quiere, poder usar y explotar nuestros sentidos, sentimientos y conocer nuestras emociones para reproducirlas a voluntad. Creo que de eso disfruto, de andar y desandar ese camino de autoconocimiento que termina de alguna manera conectándote con el otro. El ir hacia adentro para descubrir la luz en el afuera.

Comencé participando en los talleres de teatro para niños de la Municipalidad de San Martín que dirigía Laura Grenón, fue una experiencia muy enriquecedora y de la que tengo gratos recuerdos y que empezó a marcar el camino. Luego me volví a encontrar con el teatro en el colegio secundario cuando tuve la suerte de ser alumno de Gerardo Buby Saavedra y disfruté mucho de esa experiencia como adolescente. Pero fue recién cuando formé parte de Lutherieces que empecé a explorar más el tema de la expresión corporal y técnicas teatrales para hacer humor y creo que después del espectáculo Lutherieces en Fuga, donde interpreté al amigo/amante de Tom Mc Coffe, comencé a darme cuenta de que quería profundizar más y empecé a jugar a ser actor.

-¿Quiénes te formaron?

-Integré diversas agrupaciones corales desde niño y estudié canto con Mariana Ruiz Díaz, Fernando Lara y Beatriz Fornabaio. Tomé talleres de Teatro con Guillermo Troncoso y Pinty Saba, de Pantomima con Guillermo Troncoso y Diego Quiroga y de Clown con Victor Di Naso y Guillermo Troncoso. Clases de Tap (Zapateo Americano) con Adrián Sorrentino, de Dabke y Raqsa (folclore árabe) con Ariel Elías y de Bollywood Dance con Florencia Munafó.

-¿Qué significó ganar este Premio Escenario?

-Solo estar nominado ya me puso muy contento, ganar el premio me emocionó. Es un reconocimiento a los hacedores culturales con prestigio en la provincia, que te impulsa a seguir por este camino nuevo de la revelación. Significa que todo lo invertido comienza a dar frutos.

-¿Has ganado otros premios?

-He ganado premios pero en grupo, con Lutherieces ganamos el Premio Escenario a mejor espectáculo de humor 2011, por ejemplo.

-¿Cómo fue interpretar este papel?

-Interpretar a Sor María Amnesia fue un placentero desafío. Una monjita juguetona y olvidadiza con unos agudos que taladran los oídos, me hizo aprender un montón y divertirme mucho, se disfrutó tanto el proceso de trabajo como los resultados obtenidos.

-¿Qué es lo que más te costó de la interpretación?

-Lo que más me costó fue la disociación entre Sor Amnesia y Sor Marianette (una muñeca/títere de Amnesia, un alter ego, que participa en su número musical). Con Aníbal Villa (director) trabajamos mucho las energías de estos dos personajes que comparten el mismo cuerpo, su interacción y diálogo, y con Natalia Marquet (preparadora vocal) buscamos diferenciar bien las voces de ambas usando registros vocales diferentes, pasando del agudo al grave y con variaciones de resonancias lo más notorias posible.

-¿Qué significó esta obra para vos?

-Fue un sueño cumplido. Hace algunos años para un aniversario de la Escuela de Valeria Lynch hicimos un número de Sorpresas entre los profes de la academia, y desde ahí que me quedé con las ganas de hacer la obra completa. Cuando Nicolás Hemsy (productor) y Aníbal Villa (director) me convocaron para el proyecto me puse feliz, no lo podía creer, y cuando supe quiénes serían mis compañeros de elenco se me hinchó el pecho de orgullo. Significó dar un paso hacia un género que hacía mucho tiempo tenía ganas incursionar, el teatro musical. Poder unir las cosas que siempre me han gustado, el canto, el teatro, el humor y la danza.

-¿Cómo fue el trabajo con el equipo en general?

-Fue excelente, además de ser todos grandes artistas y muy profesionales, el clima de trabajo siempre fue súper cómodo. Los ensayos hasta largas horas de la noche casi no se sienten cuando uno se divierte con un grupo de personas maravillosas.

-¿Cómo actor qué soñás para tu carrera?

-Sueño con poder seguir creciendo, con tener la oportunidad de siempre ponerme a prueba e integrar proyectos que me permitan explorar y desarrollar mis potencialidades artísticas.

-¿Cómo te imaginas en 10 años?

-Si bien las metas nos marcan un camino, creo que la vida se construye en el día a día, en este presente. En diez años me imagino siendo una mejor versión de mí mismo y contribuyendo desde mi lugar de artista a que las personas estén un poco mejor, por lo menos al reírse en la sala de un teatro.

-¿Cuáles son los planes para el 2018?

-El 2018 se viene con muchas cosas lindas. Ya empezamos con grabaciones y ensayos con el equipo de músicos de la Vendimia Central, voy a formar parte del coro que dirige Mónica Pacheco.

En febrero vamos a estar en la temporada de Verano Teatral de Mendoza, en el Teatro Independencia, tanto con Sorpresas como con Lutherieces.

En marzo arrancamos con Coralia que es el próximo estreno del Teatro Las Sillas, de corte fantástico y de artes integradas. Es una obra de teatro pero de mundos fantásticos y aunque está basada en la historia La Sirenita de Hans Christian Andersen es una obra para adultos donde se conjugan el teatro, la música, el cine y la plástica, bajo la dirección general de Pinty Saba.

En abril se viene una segunda temporada de Sorpresas en el Teatro Tajamar así es que estamos súper contentos y ansiosos por volver.

También con Lutherieces ganamos un concurso de Gira Internacional de INT, así que estamos ultimando detalles de una nueva gira por el extranjero.

Como fonoaudiólogo seguiré en el equipo de orientación de la escuela especial 2-043 Dr. Roberto Zaldívar en Costa de Araujo, Lavalle, con la docencia en la cátedra de voz en la UDA y en la Escuela de Valeria Lynch y andan rondando planes de comenzar a hacer clínica de la voz en algún consultorio.

Seguiré también estudiando, tomando clases de canto y de Tap y siendo el mejor compañero posible de mi pareja y padre humano de nuestra hija canina.

Más noticias