Espectaculos Viernes, 8 de junio de 2018

Adrián Suar en un rol teatral

Cuatro funciones. El actor se presenta viernes y sábado en el Plaza junto con Julio Chávez, en esta obra dirigida por Daniel Barone.

Gregorio (Chávez) y Darío (Suar) son dos hermanos distanciados hace años, hijos de diferentes madres. Cuando el padre de ambos muere, se ven obligados a reunirse para repartir la herencia. Y ese encuentro, que en un principio creen que será tedioso y protocolar, con abogados como intermediarios y palabras solemnes, les deparará varias sorpresas.

Sorpresas alrededor de la figura paterna (esa vida que su progenitor llevó a espaldas de Gregorio y de Darío). Sorpresas sobre el pasado de cada uno, que han delineado este confuso presente. Y, por supuesto, sorpresas alrededor de la particular herencia que les espera.

Esta puesta protagonizada por Adrián Suar y Julio Chávez dirigidos por Daniel Barone desemboca en Mendoza para hacer una doble presentación hoy y mañana en el teatro Plaza de Godoy Cruz.

El creador de Polka, gerente de programación de El Trece y una de las personalidades más importantes de la televisión argentina, habló con Diario UNO y contó cómo se preparan para estas funciones en Mendoza. Además habló de la actualidad de la televisión y de la ficción en el país.

-¿Cómo viene la gira?

-Muy bien. Estamos felices de ir a Mendoza porque hace mucho que no voy. La última vez fue con La cena de los tontos hace varios años.

-Lo que sucede es que uno entra con una idea a ver la obra y cuando sale, le cambió completamente la perspectiva...

-Puede ser. Aparentemente para la gente hay cierto condicionamiento y roles fijos de lo que va a interpretar cada uno por sus estilos, tanto el de Julio como el mío. Ninguno tiene un rol preestablecido y el conjunto de los dos tiene un buen resultado.

-¿Cómo convivís con los cambios en la producción de contenidos por las nuevas tecnologías?

-Las nuevas tecnologías están muy buenas. Son cambios que van pasando y que significan un avance, es como cuando pasamos de la radio a la tele y de la TV en blanco y negro a la color. Estos cambios son bienvenidos por la humanidad y el resultado será mejorar para todos, como ha sido siempre.

-¿Influyen en la producción? ¿Se diferencia una producción actual a Poliladron, tu primera creación?

-Tengo muy en cuenta todos estos avances. Con Poliladron fue muy diferente a lo que es El lobista porque era más de acción, comedia y esta se mete más en lo que es el mundo del lobby político. A la hora de la producción siempre tratamos de avanzar, y de adaptarnos a todos los cambios tecnológicos.

-¿Cómo es trabajar con Julio y con Rodrigo De la Serna?

-Tanto como con Julio como con Rodrigo es un verdadero placer a la hora de pensar en una idea.

-Julio habló muy bien de vos...

-¿Sí? ¿Habló muy bien de mí? Quisiera leer la nota antes para contestarte (risas). La verdad que es recíproco, pudimos desarrollar hace muchos años una genuina amistad, que sin dudas va a trascender trabajemos o no juntos.

-Además de la buena relación con Julio, estás dirigido por otro "pollo" tuyo como es Daniel Barone...

-Ya está grande para ser un pollo ese (risas). Con Daniel tengo una relación excelente, es una persona que respeto y admiro mucho. Ha sido muy importante y le ha aportado mucho a Polka.

-¿Cómo ves la ficción en la actualidad? Siempre está en el ojo de la tormenta...

-La ficción está ahí con lo justo, a veces gana y otras pierde. Muchas ficciones demandan un alto nivel de gente pero son obras que por suerte seguimos manteniendo pese a que haya mucha gente involucrada. Cada vez se empiezan a utilizar menos a los seres humanos, entonces por ahí el conflicto viene por ese lado.

-¿Cómo se relaciona el crecimiento de distintas plataformas de series con la ficción?

-Las plataformas están creciendo y están haciendo crecer lo que es la ficción. La cantidad de miniserie que se empiezan a pasar ha crecido mucho. Tenemos que lograr estar y competir con Brasil y México, tenemos que estar a la altura de ellos.

-Sos un personaje de televisión pero también de teatro...

-El teatro es una cosa mucho más linda. Cuando te ponés a hacerlo y tomas la decisión de dedicarle un año es muy satisfactorio el resultado.

-El teatro para el actor es sumergirse en un juego entre la realidad y la ficción...

-Es un juego que requiere ciertas reglas, que necesita de ciertas cosas para poder jugarlo. Se necesita del otro y de cierta armonía para tener claro que va a hacer uno sobre el escenario.

-También el espectador cumple un rol en este juego...

-Es un pacto entre el espectador y el actor. Por eso digo que el teatro siempre me genera nervios, sobre todo la primera función. Hay que ver cómo es el público, cómo vamos a estar porque el teatro es eso, es una convención entre la energía que tiene la sala y la energía que lleve la gente. El resultado de una obra depende de lo que hagamos en esa convención y pacto.

-¿De qué se va a tratar El host?

-El host es un show televisivo que tiene un all inclusive. Abarca distintas ramas: stand up, historia de amor, música, baile. Me tiene muy entusiasmado y el formato espero que guste, es algo muy nuevo.

-En los Martín Fierro se te vio con una cinta verde a favor de la despenalización del aborto, ¿qué opinas al respecto?

-Está muy bien y estoy a favor, tengo esa postura. En el debate en Argentina mucha gente no está de acuerdo y también es respetable. Es muy difícil imponer esas cosas. En todos los lugares donde lo han hecho la gente no sale a abortar todos los días como muchos dicen que va a pasar. En los países en donde es legal las cifras sí han bajado mucho, porque las mujeres no se mueren y baja muchísimo la mortalidad materna. Hay que encontrar la manera en que se pueda ayudar a toda la gente que no lo puede hacer como corresponde. Tenemos que dar ese paso como Canada, Estados Unidos, Cuba, Uruguay y tantos otros países.

Cuándo: viernes y sábado, a las 21 y 23

Dónde: Teatro Plaza (Colón 27, Godoy Cruz)

Entradas: $500, $600, $700 y $800