Personajes destacados

Federico Méndez, el ex Puma que trae inversiones extranjeras y levanta la segunda torre de Chacras Park

Hoy hombre de negocios, convenció a su socio inglés y plasmaron un mega proyecto urbanístico en Luján de Cuyo: Chacras Park, ahora levantan el segundo edificio de la ciudad empresarial

En el mundo del deporte de Argentina todos conocen su nombre y su historia. Mucho más en Mendoza, donde es un símbolo del deporte de alta competencia y referente. Se llama Federico Méndez, y pocos conocen su faceta dentro de los grande emprendedores. Su tarjeta de presentación: la ciudad empresarial Chacras Park. Ahora proyecta el segundo edificio del complejo que se encuentra cerca de los caracoles de Chacras, sobre la ruta provincial 82, ex Panamericana.

Fede Méndez es un mendocino destacado que salió del Mendoza Rugby Club y llegó a Los Pumas, con quienes disputó tres mundiales -se salteó uno por lesión- y jugó profesionalmente en Francia, Inglaterra y Sudáfrica. En este último país se asoció con un inversor inglés y se trajo a Mendoza un importante proyecto urbanístico que le cambió la cara al piedemonte de Luján de Cuyo.

federico méndez.jpg

Hoy tiene 49 años, está en pareja con Cecilia Lamantía, y ambos son padres de María Ceferina, de seis años. Méndez no sueña con las altas haches y el verde césped de las canchas. Su cabeza está en el futuro, y sus pies en el presente, aquí en su Mendoza amada.

El ex hooker del seleccionado nacional de rugby vivió nueve años en el exterior y allí se asoció con el británico Richard Blake, presidente del Grupo Kaikoura y de Newlands Developments, donde Federico es CEO. Con este grupo inversor decidieron crear el complejo Chacras Park, un nuevo concepto en espacios urbanos.

► TE PUEDE INTERESAR: Federico Pagano y la historia de Montemar: de una pequeña tienda a otorgar un millón de créditos

Federico Méndez eligió Mendoza

"Estuve viviendo nueve años en el exterior. Pero creo que, si me das a elegir un punto, la responsabilidad que uno tiene, más allá de quejarse, y con razón, de que acá en Argentina no podamos hacer nada, sí podemos hacer cosas. No pensando en lo que hace el Estado, tenemos que ver lo que podemos hacer nosotros", reflexionó Federico Méndez sobre vivir en nuestra provincia.

“Si uno quiere a Mendoza, tiene que hacer lo que pueda para que se desarrolle. Buscar inversiones de calidad, crear fuentes de trabajo, traer empresas que pensaban irse a otras provincias, como de logísticas o mineras. Mendoza es un lugar con infraestructura ideal. Tiene colegios, tiene aeropuertos, rutas, todo superdesarrollado" “Si uno quiere a Mendoza, tiene que hacer lo que pueda para que se desarrolle. Buscar inversiones de calidad, crear fuentes de trabajo, traer empresas que pensaban irse a otras provincias, como de logísticas o mineras. Mendoza es un lugar con infraestructura ideal. Tiene colegios, tiene aeropuertos, rutas, todo superdesarrollado"

Muy orgulloso de la tierra que lo vio nacer y crecer, no se dejó encandilar por las bondades de otros países que lo recibieron con cariño. "Me encanta y tengo orgullo de ser mendocino, y lo digo con pasión. Con todo lo lindo que me tocó vivir afuera, siempre elijo vivir acá. Los mendocinos somos muy particulares. Entonces mi idea fue mirar lo lindo que hay afuera y traerlo acá".

chacras-park-01.jpg
El concepto del emprendimiento contempla un espacio de esparcimiento y diversión junto a las modernas oficinas y espacios de trabajo y coworking.

El concepto del emprendimiento contempla un espacio de esparcimiento y diversión junto a las modernas oficinas y espacios de trabajo y coworking.

Una idea sudafricana con espíritu mendocino

Federico se metió convencido en una especie de contracorriente, ya que cuando los jóvenes argentinos se van a buscar fortuna al exterior, él se viene acá. “Mi socio es un inversor inglés (Richard Blake) que vive en Sudáfrica, e invierte por todo el mundo. Principalmente hay un enamoramiento a primera vista con Mendoza, pero, sobre todo, para mí los lugares son la gente. Por ahí nos quejamos mucho y de muchas cosas, pero sí hay muchos valores que son extremadamente positivos. Esto hace que la gente que viene, le termina gustando", explicó.

“Este proyecto es de vanguardia, no sólo para Mendoza, sino también para Argentina. Nosotros, y yo particularmente, nos inspiramos en Sudáfrica, porque la gente, a pesar de algunas diferencias, sociabiliza igual que nosotros", agregó respecto al emprendimiento que se encuentra cerca de los caracoles de Chacras, sobre la ruta provincial 82 -ex Panamericana-, y lindera al Corredor del Oeste.

"Nosotros los mendocinos tenemos el concepto viejo de nuestro Centro, el cafecito, juntarse. Después todo fue creciendo, y se fue perdiendo un poco esa identidad, pero si recreás esas condiciones, la gente vuelve, porque se siente a gusto", argumentó el ex jugador del Mendoza RC.

La clave de romper con la frialdad de un simple edificio de oficinas fue la siguiente impronta: "Cuando yo digo que nuestro proyecto es algo único en Argentina, hablo de esto. Más que espacios AAA, y oficinas, tenés para darle soporte social y recreativo abajo (planta baja). Esto lo vimos en Sudáfrica, donde la gente iba dos o tres veces al complejo en el día, ya que además del trabajo, iba al gimnasio o a tomar algo", destacó Federico Méndez.

Respecto al desarrollo del emprendimiento Chacras Park, Méndez señaló: "Nosotros hicimos el primer edificio con sus 18 locales, y nos agarró la pandemia en el medio. Pero a partir de que se pudo concretar el concepto inicial, ya estamos con el segundo edifico".

"Estos edificios tienen una combinación entre Argentina y Sudáfrica, porque como mi socio vive allá, les pusimos nombres de árboles. El primero fue Ceibo, la flor nacional argentina; y el segundo se llama Drago, que es la flor típica de la sabana africana" "Estos edificios tienen una combinación entre Argentina y Sudáfrica, porque como mi socio vive allá, les pusimos nombres de árboles. El primero fue Ceibo, la flor nacional argentina; y el segundo se llama Drago, que es la flor típica de la sabana africana"

chacras-park-02.jpg
El proyecto se inserta cómodamente en el paisaje del piedemonte lujanino y hasta embellece el entorno con su propuesta urbanística.

El proyecto se inserta cómodamente en el paisaje del piedemonte lujanino y hasta embellece el entorno con su propuesta urbanística.

Superados los obstáculos que sembró el Covid-19, el proyecto sigue adelante. "El segundo edificio está en construcción, hemos avanzado en el 100% de la venta de este edificio, y consideramos que es un proyecto exitoso, porque más allá de la comercial, el total de la gente que trabaja acá dice que esto le cambió la vida".

En busca de la excelencia

"Yo estoy muy encima de la gente, hablando con ellos, y preguntado. Por eso al segundo edificio –Drago- le hicimos un montón de upgrades –mejoras-, y tiene un nivel que podría estar en cualquier ciudad importante del mundo", explicó el ex Puma sobre un seguimiento de control de conformidad del cliente.

El mendocino no es fácil de conformar y busca la calidad, y así lo confirma Méndez. "Esto es importante, porque el mendocino es exigente. Cuando hacés algo, podés tardar un poco más o un poco menos, pero hay que hacerlo bien, pero en definitiva así va a tener éxito. Si uno ve el turismo de bodegas, comparado con otras provincias, se da cuenta. Lo mismo pasa con la gastronomía. Mendoza siempre está un par de escalones por encima del resto de Argentina".

Chacras Park y su impacto en el paisaje

Consultado sobre la elección del lugar para erigir el proyecto urbanístico, Federico recordó: "A mí me pareció que este era “el lugar”. Si bien estás en Chacras de Coria, no estás en la parte de abajo, está más arriba, en el secano, no interfiere con el concepto histórico de Chacras y sus callecitas y árboles".

"Al principio tuvimos nuestra contra, decían que íbamos a tapar con un edificio el paisaje. La normativa permitía tapizar las 11 hectáreas del complejo, pero no superar los dos pisos. Finalmente hicimos un trabajo con Martín Balasch, donde pusimos todas plantas xerófilas del desierto, que consumen poca agua. Al tener altura, se deja mucho espacio", completó.

El proyecto de edificios del complejo Chacras Park, fue realizado por el estudio de arquitectura A4, de los arquitectos Leonardo Codina y Juan Manuel Filice.

Federico Méndez, el ex Puma mendocino.
Federico Méndez con la camiseta de Los Pumas donde brilló.

Federico Méndez con la camiseta de Los Pumas donde brilló.

Construyendo un futuro para su familia

Federico es un empresario que trabaja con empresas que invierten en distintos lugares del mundo. Al consultarlo sobre si cabe la posibilidad de volver a vivir en el extranjero dijo: "Yo ya elegí mi lugar en el mundo; Mendoza, sin dudas, y tratando de pelear para mejorar las condiciones para que mi hija, de seis años, porque me encantaría que viva y se desarrolle acá. Yo disfruté mucho vivir afuera, pero sufrí por no estar en mi país".

Como deportista Méndez aportó mucho al rugby de Mendoza. Por eso, al tener la intención de quedarse afincado aquí, se lo consultó sobre si seguirá relacionado al deporte de la pelota ovalada. "La verdad que a mí me gustaba jugar. Hay quienes nacen para apertura, otro para pilar, otro para técnico, y alguno para dirigente. Pero lo mío era jugar. Disfruto mucho el rugby normalmente, disfruté jugar, hoy me quedan amigos por todo el mundo, que es lo mejor".

"El deporte profesional es muy lindo, pero muy exigente. Da mucho, pero a la vez quita mucho. Después de mucho tiempo de jugar profesionalmente, me di cuenta que mi principal premio estaba al entrar a la cancha", dijo agradecido del cariño popular que recibió del deporte.

Con la mente muy clara de lo que quiere de su vida, Federico no cae en la nostalgia. "Muchas veces cuando uno se retira a los 34 o 35 años, donde tenés toda una vida por delante, y has sido de elite en lo tuyo, tenés que tener en claro que, o te quedás anclado en el pasado, o te buscás otra actividad, donde probablemente no vas a destacarte, vas a ser uno más. Pero yo vivo en “lo que viene”, mis proyectos, mis esfuerzos, para adelante. El deporte te deja anclado en “lo que fue”, pero la vida está hacia adelante", confesó.

Ya consolidado en el mundo de los negocios, Federico Méndez no se queda solo con su actividad de CEO en la Newlands Developments, sino que tiene otras actividades económicas. Una de las primeras inversiones fue tener su propia marca de vino y bodega, junto a otro rugbier, Rodolfo Montilla: Cuevas del Puma. "La bodega no la tengo más, me quedé con la marca, fue una linda experiencia, me sirvió para aprender. Hoy tengo un par de actividades paralelas, como una empresa de seguridad y vigilancia –Protec- y apoyando en el negocio familiar, donde están mis hermanos Pablo y Elisa, que es una empresa de perforaciones que se llama Geoservice y la fundó mi papá, que era geólogo", detalló para finalizar.

► TE PUEDE INTERESAR: Que Salgado esté preso es el lógico resultado del drama de Santa Rosa: demasiada politiquería