Protagonistas

Osvaldo del Campo, un experto en GNC que decidió apostar al enoturismo en Mendoza

Además de gerenciar Galileo Technology, es uno de los principales accionistas de Anaia Wines from The Andes. Este emprendimiento incluye una bodega, 72has. de viñedos y un lodge para turismo empresarial

Este emprendedor, su mujer, Patricia Serizola, (sommelier y mentora de este proyecto), y otro de los accionistas, Octavio Molmenti -quien reside en Nueva York- adquirieron en 2016 la bodega y 73 hectáreas de viñedos. Un año después construyeron un reservorio para 15 millones de litros de agua. Desde esa fecha comenzaron a elaborar los primeros vinos.

Anaia wines panorámica de noche.JPG

El proyecto es Anaia, que ha ido creciendo, hasta abrirse a otras áreas, como la de enoturismo. Ahora, hace pocas semanas lanzó su emprendimiento de enoturismo empresarial.

Esta iniciativa consiste en la apertura de un "bussines lodge", un sector de alojamiento vip para el turismo corporativo, con un salón para eventos y reuniones con capacidad para 30 personas, que posee una privilegiada vista a la Cordillera de los Andes.

Diario UNO dialogó con Del Campo, quien destacó que, a pesar de que la mayor parte de su actividad tiene que ver con la firma Galileo Technology, el proyecto Anaia los entusiasma mucho como familia, puesto que se consideran enamorados de la cordillera, los viñedos y los vinos mendocinos.

Qué es y cómo funciona Anaia Wines

Osvaldo del Campo explicó que junto a su esposa, decidieron lanzar este emprendimiento porque les atraía muchísimo el paisaje local y el mundo del vino. Del Campo tiene otros negocios en Mendoza, relacionados con el gas licuado. De hecho, en 2021, una UTE formada por Galileo Technologies y EMESA, la Empresa Mendocina de Energía, pusieron en marcha en 2017 la planta de generación térmica en Anchoris, Luján de Cuyo.

Anaia Wines From The Andes forma parte de un sueño compartido con su mujer, a quien Del Campo le otorga "todos los créditos" con respecto al emprendimiento vitivinícola.

Anaia wines panorámica día.jpg

"Teníamos en mente poner en marcha una iniciativa distinta de hacer vinos, y lo logramos", aseguró el empresario y explicó que Anaia está equipada con tecnología de punta a nivel mundial y con un método innovador, desarrollado por el equipo de enólogos de la bodega, que consiste en enormes "mates" de concreto. Allí se se realiza la fermentación y crianza del vino. Es decir que se deja de lado el proceso realizado en barricas, por lo que el vino que producen no tiene notas amaderadas, sino que se concentra en ellos el sabor pleno de la fruta, conservando el espíritu del viñedo.

"Queríamos instalarnos en Agrelo porque nos encanta el vino que se produce en esta zona de Luján de Cuyo, la del 2022 es nuestra 5° vendimia en el mercado", contó el empresario.

El equipo que trabaja en los sabores y en la calidad del vino de Anaia está conformado por Gonzalo Serrano Alou como Head Wine Maker, Gustavo Podestá Van der Heyde experto en Agronomía y Viticultura y se completa con el asesoramiento enológico de Héctor Durigutti. Ellos elaboraron una propuesta basada en la característica de la tierra (o terroir, en términos vitivinícolas): se trata de suelos fríos y pesados, ubicados a una altura de 960 metros sobre el nivel del mar, lo que les permite a los vinos conservar gran parte de la acidez natural de la fruta.

Anaia tiene una producción relativamente pequeña: 40.000 botellas por vendimia y una capacidad en bodega para 300.000 litros de vino

Enoturismo corporativo, una innovación de la bodega

Del Campo explicó que sí estaba en mente que Anaia ingresara en el negocio del enoturismo, pero no de forma tradicional. "Vimos la necesidad de que en esta zona hubiera una propuesta para empresas, en un lugar cercano a la zona metropolitana", explicó el empresario.

Antes de la apertura del business lodge, Anaia ya tenía un sector dedicado al turismo, con recorridos especiales por la bodega, que incluía cata de vinos. Lo que no quisieron fue convertirlo en proyecto gastronómico y por este motivo no cuentan con restaurante.

El CEO indicó que en la planta alta de la bodega se ubica la sala de eventos para 30 personas, con vista panorámica a la cordillera de los Andes y balconeo a la sala de tanques y de barricas. En tanto que en la planta baja se encuentra la sala de degustación, equipada con alta tecnología multimedia.

La casa de visitas o Business Lodge, es la que se destinará al turismo corporativo, para la realización de reuniones anuales de directorio; team building; actividades de coaching y mentoring cerca de la ciudad de Mendoza.

Como última novedad, Del Campo contó que tienen intenciones de comenzar con algunas propuestas de sunset, que se harán con reservas previas, " sin embargo, nuestra idea de enoturismo pasa más bien por lo empresarial", concluyó.