El humor de Kappel.

Llegaste un poco tarde viejo