Cámaras empresarias

Empresarios de Mendoza alertaron que el cepo a las importaciones complica la producción y el abstecimiento

Desde la Mesa de la Producción y el Empleo resaltaron que es necesario y urgente generar un marco de "estabilidad, de previsibilidad, para que las empresas puedan seguir produciendo con reglas claras" y que se mantengan en el tiempo. 

Por UNO

En un contexto de cambios en el Gabinete económico resaltaron que es necesario y urgente generar un marco de "estabilidad, de previsibilidad, para que las empresas puedan seguir produciendo con reglas claras" y que se mantengan en el tiempo.

Desde la Mesa de la Producción y el Empleo exigen medidas urgentes para que sus empresas puedan garantizar "la continuidad del proceso productivo, evitar complicaciones en las cadenas de valor, asegurar las exportaciones que permitirán el ingreso de divisas al país y el abastecimiento del mercado para los consumidores argentinos".

En un comunicado firmado por Sergio Martini (ACDE), Eduardo Sancho (ACOVI), Andrés Zavattieri (AEM), Eduardo Pulenta (CEM), Alfredo Cecchi (FEM), Daniel Ariosto (UCIM) y Matías Díaz Telli (UIM) explicaron que las regulaciones impulsadas por el Banco Central "provocan un efecto totalmente contrario al pretendido ya que terminan dificultando seriamente la producción y la exportación, y la consecuente generación de divisas. Por ello, instamos a las autoridades competentes a modificar o retrotraer las medidas adoptadas".

Desde ProMendoza y el sector metalmecánico ya habian explicado que la industria se nutre de productos o maquinarias que incluyen insumos que no se producen en el país y que necesariamente se deben importar. El impacto también se sentirá en la industria vitivinícola y en ese sector advirtieron que esos nuevos plazos para el pago a proveedores del exterior puede afectar las relaciones comerciales entre ellos e incluso eso puede terminar en que fracase la compra, o que tenga indefectiblemente una repercusión en la alza de los precios.

►TE PUEDE INTERESAR: La productora vitivinícola de Rivadavia Gabriela Lizana será parte del equipo de Sergio Massa

El comunicado de la Mesa de Producción y Empleo de Mendoza

Las medidas del Banco Central de la República Argentina que restringieron el acceso a divisas para importaciones obligaron a las empresas a obtener financiación previa para poder importar bienes de consumo, materias primas, bienes intermedios y bienes de capital. Los efectos ya están comenzando a sentirse, a impactar en las empresas, y en definitiva en el abastecimiento a la población.

Se trata de medidas globales que no discriminan ni analizan los procesos productivos, generando dificultades indeseadas en las empresas y la población en general.

La crítica condición financiera y crediticia de Argentina limita la posibilidad de obtener financiación de proveedores del exterior, y en el caso que las empresas lleguen a obtenerlo, es a un costo elevadísimo. Esta medida impacta particularmente en las Pymes, ya que no tienen acceso a la financiación internacional.

La dificultad para girar divisas genera caída en los acuerdos con proveedores estratégicos y provoca un daño reputacional muy importante. Es más, en algunos casos no se puede seguir importando ya que hay facturas pendientes que no se pueden pagar, con posibilidad de ejecución de los seguros.

A esto se suman las dificultades para obtener las autorizaciones para importar que se obtienen a través del Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI).

El conflicto de abastecimiento está comenzando a llegar a toda la cadena de valor de la producción, haciendo cada vez más complejas las operaciones en los diferentes sectores y rompiendo cadenas de producción estratégicas. Cada vez es más difícil el acceso a maquinarias o repuestos para mantenimiento de maquinarias, insumos, fertilizantes, equipamiento para la industria y de los sectores de prestación de servicios. A su vez, hay muchas empresas que son proveedoras de otras que producen bienes de consumo final, y que no pueden conseguir insumos clave. Incluso se producen inconvenientes al momento de pagar servicios vinculados a las exportaciones -tan necesarias para el ingreso de divisas al país- como es el caso de fletes, despachantes de aduana, entre otros.

Este escenario amenaza con disminuir o incluso, en algunos casos extremos, paralizar las operaciones de empresas, dañando a la economía en su conjunto, pudiendo afectar el sostenimiento de los puestos de trabajo, la recaudación impositiva, y deteriorar aún más los niveles de ingreso de la población. Asimismo, la menor disponibilidad de bienes agregará una presión adicional sobre los precios, agravando el proceso inflacionario. A su vez, cada vez se complicará más el abastecimiento de productos de consumo en el mercado argentino, afectando aún más a los ciudadanos en la disponibilidad de productos y servicios.

Es importante poder atender en forma urgente las necesidades de las empresas a fin de garantizar la continuidad del proceso productivo, evitar complicaciones en las cadenas de valor, asegurar las exportaciones que permitirán el ingreso de divisas al país y el abastecimiento del mercado para los consumidores argentinos.

En resumen, estas regulaciones provocan un efecto totalmente contrario al pretendido ya que terminan dificultando seriamente la producción y la exportación, y la consecuente generación de divisas. Por ello, instamos a las autoridades competentes a modificar o retrotraer las medidas adoptadas.

Es necesario y urgente generar un marco de estabilidad, de previsibilidad, para que las empresas puedan seguir produciendo con reglas claras y que se mantengan en el tiempo.

Mendoza, 2 de agosto de 2022.-

Empresarios camaras Mendoza.jpg

Sobre la Mesa de la Producción y el Empleo

La Mesa de la Producción y el Empleo está integrada por: la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (ACDE); Asociación de Cooperativas Vitivinícolas de Mendoza (ACOVI); Asociación de Ejecutivos de Mendoza (AEM); Consejo Empresario Mendocino (CEM); Federación Económica de Mendoza (FEM); Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM); Unión Industrial de Mendoza (UIM).

Su propósito es: visibilizar los principales temas que impactan en nuestra economía y son factores de crecimiento y desarrollo; propiciar ámbitos de consensos para el intercambio de ideas que se transformen en propuestas concretas en temas prioritarios y estratégicos para la provincia; contribuir desde cada una de nuestras instituciones a la recuperación sostenible de nuestra economía, especialmente considerando el contexto de pandemia en el que todavía nos encontramos; incidir en los organismos e instituciones de gobierno para que la voz del sector privado sea considerada en la agenda pública.

►TE PUEDE INTERESAR: Decidieron trasladar a Roberto Macho a la cárcel y liberaron a las otras tres gremialistas presas

Temas relacionados: