Son los primeros. Es como un acto de esperanza en este 2021 y después de un año muy complejo. En Medrano comenzó la cosecha 2021. La primera cuadrilla inició la tarea de levantar la uva para llevarla a la bodega.

El productor Marcelo Sánchez, comenzó a levantar la cosecha en la mañana de este martes 26 de enero de 2021, fecha que será interesante guardar en la memoria teniendo en cuenta el contexto mundial. "Van para elaborar los espumantes", contó con inocultable alegría, refiriéndose a sus vinos espumantes Viejo Espaldero.

Te puede interesar...

"Arrancamos un grupito de tres o cuatro productores y mañana (este miércoles) arrancan otros tres o cuatro más. Estamos dando el puntapié inicial", contó. "Todo es para base espumante, la semana que viene comienza la Cooperativa Giagnoni y, a partir de allí, largan todos", acotó.

Las primeras viñas cosechadas fueron de chardonnay, base para espumantes, y en breve también comenzará a cosecharse sauvignon blanc, ya para vinos. Esta uva, de piel delicada, no resiste mucho en la planta y, si llegan días de humedad, corre riesgo de dañarse en la planta y debe ser levantada antes de que esto ocurra.

cosecha 2.jpg

Después vendrá la cosecha de la aspirant, una uva tinta usada para darle color a los vinos, por eso se la conoce popularmente como tintorera.

Los racimos de las primeras fincas fueron levantados en forma manual, tradicional, aunque el propio Sánchez también impulsa un método de cosecha mecánica, herramienta que este año puede ser trascendental teniendo en cuenta que puede haber escasez de mano de obra de obreros golondrina, debido a la pandemia.

Después de unos días de calor intenso, las uvas de esta finca alcanzaron el grado necesario para ser cosechadas. La tormenta que se precipitó sobre algunas áreas de Mendoza entre la noche del lunes y la madrugada del martes, no complicó la tarea. Al contrario, el día amaneció mucho más fresco que los anteriores y permitió una tarea más aliviada de los cosechadores.

cosecha 4.jpg

Para llegar a este punto, se superó la angustia que causaron algunas heladas tardías y el temor eterno por las tormentas y la potencial caída de piedra. Pero, además, este año también tuvo (aún tiene) el condimento de no saber si la mano de obra alcanzará para levantar toda la uva de la vendimia 2021 en el tiempo correcto. "Tenemos unos dos meses y medio de trabajo por delante y esperemos que todo vaya bien", dijo Marcelo Sánchez que, además de ser productor, organiza cuadrillas y productores para facilitar la llegada de la uva a las bodegas.

Para minimizar el impacto que causar la falta de mano de obra foránea, el Ministerio de Economía y Energía creo el Registro de Información Nominal para Vendimia y Trabajo Agrícola (REINVENTA), para que allí se anoten los mendocinos que quieran cosechar y que las empresas y productores tengan un sitio al cual poder recurrir para cubrir su necesidad.