Tecnologia Jueves, 31 de mayo de 2018

Alertan sobre un enigmático mensaje que llega al celular

Comenzó a propagarse colectivamente desde el fin de semana pasado. Incluye el nombre del titular de la línea.

"Disculpe, me comunico con (nombre del titular de la línea)? o es equivocado?". Este enigmático mensaje comenzó a propagarse selectivamente hace una semana en los celulares de infinidad de usuarios de Mendoza y los especialistas en Seguridad advierten que podría tratarse de un virus "zombi" para robar información que puede ser utilizada en posteriores estafas o secuestros virtuales.

Los expertos explican que al responder o interactuar con el SMS comienza a ejecutarse un sistema operativo que inmediatamente después descarga e instala en el aparato una aplicación fantasma. El móvil afectado luego comienza a copiar y enviar información de la tarjeta SIM a otras fuentes. Incluso puede ocurrir que descuente saldos de la cuenta del usuario o comparta datos bancarios.

Debido a esta situación, que generó entre curiosidad y preocupación, ya que el mensaje recibido fue enviado desde teléfonos con característica local, el Gobierno publicó un comunicado alertando a la población sobre las medidas a tener en cuenta ante falsas cadenas.

Aunque desde la Unidad Fiscal de Delitos Económicos señalaron que no fue denunciada ninguna estafa relacionada con este SMS.

Entre los consejos aportados por el Ministerio de Seguridad indican que lo principal es "no perder la calma y siempre corroborar la certeza de la fuente del mensaje. Es importante que antes de difundir este tipo de mensajes a otros usuarios, que comprueben la veracidad para no caer en los falsas noticias", describieron.

"Si se siente hostigado o acosado, bloquee al usuario que esté realizando esta acción. Mientras que si ha sido víctima de un delito acérquese a la fiscalía más cercana y radique la denuncia penal. Para evitar que la información privada caiga en poder de terceros es importante proteger la aplicación a través de una contraseña externa", también sugirieron.

Y explicaron que esta contraseña se obtiene descargando un programa de una tienda on-line. También recomendaron realizar una copia de seguridad de los chats y enviarlos a un correo electrónico personal. Otro de los tips de seguridad es evitar compartir información personal o laboral. "Ante esto, siempre tenga sentido común", finalizaron.

Otros casos

Una de las estafas más difundidas en el último tiempo es la que convierte en blancos fáciles a los jubilados. Ahora, bandas de estafadores se contactan por teléfono haciéndose pasar por empleados de la ANSES o de la AFIP y con la excusa de confirmar ciertos datos, entablan una conversación a través de la cual recopilan información para manipularlos y luego despojarlos de sus ahorros.

En este engaño los delincuentes llaman para informar a sus víctimas que están por cobrar la reparación histórica o que han ganado un premio. Después, se las ingenian para que no se corte la comunicación. De este modo aseguran que nadie advierta el peligro. Finalmente hacen que las personas se dirijan a un cajero automático y depositen el dinero a una cuenta bancaria.

Entre otras mentiras utilizadas se repite la historia de un cambio en la circulación de los dólares, la presunta vuelta del corralito, la venta de billetes falsos y apócrifos planes de ahorro. Por este motivo, alertan a los familiares cercanos a cuidar a los mayores de timadores. La zona Sur de la provincia durante los últimos meses acumuló varias denuncias y casos de este tipo.

En ANSES explicaron oportunamente que la documentación que se les pide a los mayores debe entregarse personalmente en las oficinas y si alguien recibe un llamado, es solo para recordarle que tiene que acercarse a llevar la documentación que le hagan falta para concluir con los trámites. Cualquier otro tipo de información que les exijan no deben entregarla porque puede ser una estafa.

Otro modo usado para obtener dinero de cautos usuarios telefónicos es el secuestro extorsivo. Se inicia con la llamada de un delincuente a una víctima elegida para informarle sobre el secuestro de un familiar y exigirle el pago de un rescate en dinero o la compra de cierta cantidad de tarjetas de telefonía celular, todo bajo amenaza de dañar al rehén si se realiza la denuncia a la policía.

En algunos casos hay trabajo de inteligencia previo y los timadores conocen la información patrimonial e íntima de sus víctimas. Los especialistas aconsejan que ante un llamado sospechoso lo primero que hay que hacer es cortar. Es importante no brindar ningún dato o información sobre sí mismo o algún otro miembro de la familia que estuvieran ausentes en ese momento.

El corte del teléfono tiene que realizarse con cualquier excusa e inmediatamente llamar al posible rehén para comprobar su estado. Después hay que realizar la denuncia a la fiscalía y advertir de esta situación al resto de los integrantes de la familia.

Más noticias