Diario Uno > Sociedad > ex pareja

Víctima de violencia denuncia que la ex pareja la hostiga desde la cárcel

Valentina denunció 4 veces a su ex pareja por violencia de género y asegura que él, aun detenido, sigue acosándola con denuncias falsas de su entorno familiar

Valentina Pereyra, la joven que denunció cuatro veces a su ex pareja y padre de su hija por violencia, acoso y por violar la medida perimetral que la Justicia colocó para protegerla, asegura que el hombre sigue hostigándola, aún en prisión. Lo hace a través de su entorno, colocando denuncias falsas y distribuyéndolas por las redes sociales a través de perfiles inventados.

A pesar de que se comprobó que las denuncias no tenían asidero en la realidad, Valentina teme por la salud de sus padres adultos mayores y por la vida tanto de ella como de su hijita de 5 años.

Te puede interesar...

Historia del acoso interminable

Después de una relación signada por la violencia machista por parte de su ex pareja, Valentina dijo basta. Se separó y pidió una perimetral, para que él no pudiera acercarse a la casa que ella comparte con sus padres y su hija. Desde ese momento, comenzó una escalada de sucesivas violaciones a la prohibición de acercamiento.

Cuando Diario UNO dialogó por primera vez con ella, aseguró que no lograba que la Justicia tomara en serio sus denuncias por violencia de género, no le colocaban un móvil policial en la puerta de su domicilio y ella misma filmó a su ex pareja merodeando la casa que comparte con sus padres y su hija.

Esos videos fueron la pieza clave par que su ex pareja quedara detenido, ya que el departamento de Delitos Tecnológicos comprobó que era él quien había sido captado por la cámara de la chica.

Esto sucedió durante el mediodía del 8 de marzo. Sin embargo, la violencia y el acoso continuaron. El 10 de marzo, a las 11 de la mañana, el padre de Valentina fue victima de una falsa denuncia por abuso sexual hacia su nieta. Quien aparecía como supuesta denunciante era la madre de Valentina, la esposa del supuesto abusador.

Sin embargo, los datos utilizados para colocar la denuncia online, eran falsos: ni el nombre ni el DNI proporcionados coincidían con los de la mujer que supuestamente había denunciado. De todas formas se activó un protocolo de abuso sexual que implicó tomarle declaración a la niña, con la intervención del Equipo Técnico Interdisciplinario (ETI), que es la entidad que resguarda los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

Si bien el caso quedó aclarado, la joven teme por al salud de sus padres, que son adultos mayores, y por la tranquilidad de su familia.

Aunque la contradenuncia ya está hecha y es parte de la causa por violencia de género que la joven lleva adelante contra su ex pareja.

Me quiero ir de este barrio, a tratar de vivir una vida más normal y que este hombre y su familia no nos moleste más. No quiero que me pase dinero para la cuota alimentaria. Nada. Solo quiero que nos deje vivir tranquilos". Manifestó la joven. Pero, al mismo tiempo destacó que por la insistencia de su ex suegra, la chica perdió el trabajo que tenía dentro de un hipermercado. "tuve que renunciar, no me quedó más remedio Me quiero ir de este barrio, a tratar de vivir una vida más normal y que este hombre y su familia no nos moleste más. No quiero que me pase dinero para la cuota alimentaria. Nada. Solo quiero que nos deje vivir tranquilos". Manifestó la joven. Pero, al mismo tiempo destacó que por la insistencia de su ex suegra, la chica perdió el trabajo que tenía dentro de un hipermercado. "tuve que renunciar, no me quedó más remedio

Un día agitado

El 10 de marzo, la denuncia que señalaba al padre de Valentina como supuesto abusador de su nieta ya se había viralizado a través de las redes sociales, había sido publicada en los grupos de compra y venta de Facebook y en un perfil que pertenece al barrio de Godoy Cruz en el que viven. Al enterarse de lo ocurrido, Valentina y su familia concurrieron a la comisaría N°17 para hacer una contradenuncia. Una vez allí se comprobó que los datos proporcionados por la supuesta denunciante eran falsos: no coincidía ni el nombre, ni el número de DNI con el real.

Además de tomarle declaración a la madre de Valentina, el ETI intervino en interpelar a la niña, para determinar si hubo posibilidad de ataque sexual. La conclusión, según Valentina, fue que se trató de una denuncia falsa y colocada por alguien ajeno al entorno de la joven.

Estuvimos un par de horas en la Fiscalía y nos fuimos. Mis padres son grandes y no se sentían bien, y yo la verdad es que tengo miedo de que les pase algo por la angustia que están pasando. No es una estupidez que te acusen de abuso sexual Estuvimos un par de horas en la Fiscalía y nos fuimos. Mis padres son grandes y no se sentían bien, y yo la verdad es que tengo miedo de que les pase algo por la angustia que están pasando. No es una estupidez que te acusen de abuso sexual

Cómo sigue el caso

Por el momento, le queda definir al fiscal qué hará con la ex pareja de Valentina. Si continúa detenido en la Fiscalía o se lo deriva al penal. Además resta comprobar si las falsas denuncias fueron emitidas desde el entorno de la familia del detenido, situación que es muy fácil de determinar para quienes se desenvuelven en el mundo de los delitos tecnológicos.

Luego habrá que esperar lo que determine la justicia con respecto a los responsables.

Pero sobre todo, lo que Valentina busca es ponerle un fin a tantos años de asedio, acoso y muestras de violencia machista de toda índole y tener la posibilidad de comenzar una nueva vida.