Diario Uno > Sociedad > acosada

Joven acosada: "La Justicia está esperando a que me mate para hacer algo"

Valentina Pereyra se separó hace cuatro años porque recibía maltratos de toda índole. El hombre tiene una perimetral que no cumple. Ella vive con pánico y dice que la Justicia la ignora

Todas las mañanas, Valentina Pereyra, una joven de 23 años, sale de su casa muy temprano, para llegar a horario a trabajar y lo hace en el más absoluto estado de pánico. Esto porque es acosada permanentemente por su ex pareja, con quien tiene una hija de 5 años.

Luego de su separación, la cual se produjo en 2017 y en un contexto de violencia de género, la mujer ha ido a denunciar a su ex pareja en reiteradas oportunidades, porque el hombre no ha cumplido nunca con las medidas de prohibición de acercamiento.

Te puede interesar...

Las denuncias han sido colocadas en la Oficina Fiscal N° 17, ubicada en el barrio La Estanzuela, de Godoy Cruz.

Según relata la joven, en esta dependencia judicial la ignoran cada vez que concurre a dar aviso de que su ex pareja merodea cerca de su domicilio, se aparece en su lugar de trabajo, o la espera en la parada del colectivo, lugar en el que lo ha filmado.

"La Justicia está esperando a que me mate para hacer algo", aseguró la joven, visiblemente asustada.

Según cuenta, salir de su casa para ir a trabajar, caminar por su barrio, o dejar a su hija al cuidado de sus padres -dos adultos mayores- se ha convertido en un verdadero infierno.

Una a una, todas las denuncias

Documentos Valentina Pereyra
La restricción de acercamiento que tiene la expareja de Valentina Pereyra. La joven ha denunciado que desde el 2017 la ha incumplido en reiteradas oportunidades.

La restricción de acercamiento que tiene la expareja de Valentina Pereyra. La joven ha denunciado que desde el 2017 la ha incumplido en reiteradas oportunidades.

Valentina contó que, la primera vez que fue a denunciar a su ex pareja, lo hizo en 2017, en esta misma dependencia judicial.

Fue cuando cuando el hombre con el que convivía y padre de su hija, la insultó, golpeó e intentó ahorcarla. En esa oportunidad, la joven acosada pidió una prohibición de acercamiento, medida que le fue otorgada y que rige hasta el momento.

Según relató, desde ese día, su ex pareja no ha hecho más que desconocer la orden judicial y violar la perimetral.

En el 2019 se presentó en mi casa, venía en moto. Yo estaba comprando en un kiosco. Me esperó y me dijo que me iba a matar. Alcancé a sacarle una foto y con esta prueba fui a denunciarlo nuevamente a la Oficina Fiscal N° 17. Agregaron la denuncia al expediente, pero quedó en la nada, porque mi ex pareja ya se había retirado de mi casa En el 2019 se presentó en mi casa, venía en moto. Yo estaba comprando en un kiosco. Me esperó y me dijo que me iba a matar. Alcancé a sacarle una foto y con esta prueba fui a denunciarlo nuevamente a la Oficina Fiscal N° 17. Agregaron la denuncia al expediente, pero quedó en la nada, porque mi ex pareja ya se había retirado de mi casa

Para esa misma época, lo volvió a ver merodeando por su casa. Valentina llamó a la policía, y pidió que le mandaran un móvil, porque, según su relato, a pesar de tener una medida de protección, nunca se vio ningún móvil de la policía por cerca de su casa, ni siquiera haciendo un rondín.

Documento Valentina Pereyra
Una de las denuncias por acoso que Valentina le hizo a su expareja, en la que pide por favor que la Justicia le de alguna respuesta. Según aseguró, aún no la ha obtenido.

Una de las denuncias por acoso que Valentina le hizo a su expareja, en la que pide por favor que la Justicia le de alguna respuesta. Según aseguró, aún no la ha obtenido.

La joven acosada cuenta que, luego de la segunda denuncia por violación de la medida de protección, el hombre comenzó a acosarla en el trabajo.

En ese momento yo trabajaba en el centro. Lo veía pasar por la puerta. Una vez llamé al 911 pero nunca vino ningún móvil En ese momento yo trabajaba en el centro. Lo veía pasar por la puerta. Una vez llamé al 911 pero nunca vino ningún móvil

Durante el 2020 y sobre todo en época de aislamiento social, el acoso disminuyó. Sin embargo, apenas se levantaron las restricciones de circulación, la joven volvió a ser acosada por este sujeto con mayor frecuencia e intensidad.

Comenzó a mandarme mensajes por whatsapp, diciéndome que me iba a ir a buscar al trabajo. Fui a a la Oficina Fiscal de nuevo y me dijeron que él me podía mandar mensajes y llamarme, porque eso no era un delito. No me tomaron la denuncia Comenzó a mandarme mensajes por whatsapp, diciéndome que me iba a ir a buscar al trabajo. Fui a a la Oficina Fiscal de nuevo y me dijeron que él me podía mandar mensajes y llamarme, porque eso no era un delito. No me tomaron la denuncia

Chat por Whatsapp Valentina Pereyra
Valentina fue acosada también a través de Whatsapp. Según su propio relato, cuando concurrió a la justicia para agregar esta prueba a su expediente, le dijeron que esto no se podía hacer porque mandar mensajes o llamar por teléfono no se considera acoso, ya que el hombre no estaba violando la perimetral. Así es que desconocieron esta instancia.

Valentina fue acosada también a través de Whatsapp. Según su propio relato, cuando concurrió a la justicia para agregar esta prueba a su expediente, le dijeron que esto no se podía hacer porque mandar mensajes o llamar por teléfono no se considera acoso, ya que el hombre no estaba violando la perimetral. Así es que desconocieron esta instancia.

La última denuncia contra su ex pareja, según recuerda Valentina, fue hace aproximadamente dos meses. El hombre se había instalado, cerca de las 8 de la mañana, en las inmediaciones de la parada del colectivo que la joven se toma para ir a trabajar. A bordo de una motocarga. La joven acosada lo filmó con su celular y con esta prueba, volvió a la Oficina Fiscal N° 17 para denunciar, nuevamente, que su ex estaba incumpliendo con las medidas de prohibición de acercamiento.

En la oficina fiscal me dijeron que no me podían recepcionar ahí el pendrive que yo llevaba con la filmación, que lo tenía que llevar a la Unidad de Delitos Tecnológicos En la oficina fiscal me dijeron que no me podían recepcionar ahí el pendrive que yo llevaba con la filmación, que lo tenía que llevar a la Unidad de Delitos Tecnológicos

Hasta allí concurrió Valentina a entregar la prueba, que sí le tomaron pero aún no sabe si surtió algún efecto, porque nadie se comunicó con ella.

En ese momento y aterrada por la situación, la joven acosada pidió que le proporcionaran un botón antipánico.

En la oficina fiscal me dijeron que iban a ver, porque no era para todos los casos y no me lo dieron. Yo les respondí que si estaban esperando a que estuviera metida en una bolsa de plástico para ayudarme En la oficina fiscal me dijeron que iban a ver, porque no era para todos los casos y no me lo dieron. Yo les respondí que si estaban esperando a que estuviera metida en una bolsa de plástico para ayudarme

Además, la joven asegura que no recibió asesoramiento sobre los pasos que debía seguir, no se le proporcionó un representante legal y cada uno de los pasos que ha dado para protegerse de su agresor, han sido casi a ciegas y por su propia cuenta.

Más acoso

Pero las situaciones de violencia no terminaron allí. La joven relató que, hace dos semanas, la madre de su ex pareja, se presentó en la casa en la casa en la que ella vive con sus padres y su hijita. La amenazó, le dijo que le haría perder el trabajo y que le quitarían a su hija.

Yo justamente no estaba en ese momento, pero los maltrató a mis padres y yo no quiero que mi hija esté en medio de estas situaciones Yo justamente no estaba en ese momento, pero los maltrató a mis padres y yo no quiero que mi hija esté en medio de estas situaciones

Documento Valentina Pereyra
La última denuncia puesta por la joven acosada en la Oficina Fiscal N°13, de Godoy Cruz, fue contra la madre de su expareja, quien también concurrió a su domicilio a amenazarla.

La última denuncia puesta por la joven acosada en la Oficina Fiscal N°13, de Godoy Cruz, fue contra la madre de su expareja, quien también concurrió a su domicilio a amenazarla.

Con este nuevo frente de peligro abierto, la joven recurrió nuevamente a la Justicia para pedir la prohibición de acercamiento también de la madre de su ex pareja.

Pero ya no quiero vivir así, no puedo salir de mi casa, me da miedo que les pase algo a mis padres. Necesito una respuesta por parte de la justicia Pero ya no quiero vivir así, no puedo salir de mi casa, me da miedo que les pase algo a mis padres. Necesito una respuesta por parte de la justicia

Qué dicen en la Justicia

Desde el Poder Judicial se comprometieron a buscar el expediente con las reiteradas denuncias de Valentina Pereyra, pero por el momento no hay novedades acerca de la situación judicial.

Sin embargo, el relato y el pánico que la joven siente cada vez que sale a la calle, que se baja del colectivo para ir a su trabajo, y que regresa a su casa apretando los puños por el miedo a encontrarse con el hombre que la acosa desde hace cuatro años, hablan por sí mismos de lo que ha sido para ella la respuesta de la justicia.