Diario Uno > Sociedad > Empresario

Un empresario rompió un respirador y estará detenido 30 días

Un empresario rompió un respirador de $ 1,2 millones en el Hospital Padilla de Tucumán y recibió 30 días de prisión preventiva en la cárcel de Villa Urquiza

Un empresario rompió un respirador de $ 1,2 millones en el Hospital Padilla de Tucumán y, en un fallo que no tiene muchos antecedentes y que se dio en medio de la emergencia sanitaria, recibió 30 días de prisión preventiva en la cárcel de Villa Urquiza.

El hecho ocurrió el viernes a la madrugada cuando el hombre identificado como Hernán Díaz, de 45 años, llegó al nosocomio por una emergencia y mientras era asistido, por razones que no están claras, se puso agresivo y se descargó con el personal de salud y también dañó un monitor.

"Rompí el respirador de manera accidental. No fue mi intención dañarlo. Estaba en la camilla y como me meaba (sic), me levanté y con la sonda que tenía puesta lo tiré", dijo en su relato.

"Y sí, después me enojé y le di una patada al monitor porque todos me estaban gritando", agregó.

Hospital-Padilla.jpg

El juez Rafael Macoritto no creyó su descargo y le dictó prisión preventiva por 30 días, tal como se lo había solicitado el Ministerio Público Fiscal, al acusarlo de daño agravado por haber roto esos elementos en el hospital Padilla.

En tanto que el defensor César Avellaneda pidió que la medida se cumpliera con la modalidad de arresto domiciliario, ya que sufre de diabetes.

El hombre que dijo ser empresario textil, llamó "maestro" y "hermano" al magistrado y calificó de "inoperantes" a los médicos que lo atendieron, a pesar de que varios de ellos estaban presenciando la audiencia de manera virtual. Macoritto le pidió que se calmara y se ubicara.

https://twitter.com/diariouno/status/1396468465767227395

Por último según relató el diario Contexto Tucumán, el respirador fue valuado en $1,2 millones y todavía no se determinó el costo del monitor roto, ni se terminó de realizar el inventario para determinar si hubo otro faltante, ya que en el momento del incidente habría desaparecido un tensiómetro.

Seguir leyendo