Los dueños de transportes escolares aseguraron que viven horas de incertidumbre debido a que los padres aún no saben con claridad cómo será la presencialidad de sus hijos en las escuelas. Indicaron que no saben cómo ajustar las tarifas ni cómo se acomodarán a los diferentes horarios.

Diego Bonano, de la Cámara de Transportes Escolares de Mendoza, dijo a Radio Nihuil: “El teléfono suena muy poco por una situación que hay muchos papás que faltando una semana para el inicio de clases no saben cómo van a volver los chicos al aula”.

Te puede interesar...

“Nos comentan de una semana por medio, de días alternados y otros ni siquiera tienen información de la escuela, no saben cómo vuelven los chicos y nosotros, como servicio, no podemos determinar una tarifa acorde si no sabemos cómo se va a estar volviendo a la presencialidad”, agregó Bonano.

El otro problema que se les presenta a los transportistas que llevan a chicos a diferentes escuelas, es que los horarios de ingreso y salida van a ser escalonados: “Nosotros vamos anotando a los padres que nos llaman, pero trabajamos con diferentes escuelas y con los horarios hay que hacer como el tetris para ver cómo hacés para llegar a horario”.

Para el representante de la Cámara de Transportes Escolares las autoridades tuvieron “el tiempo suficiente para poder trabajarlo y es muy difícil, a una semana del inicio de clases, arrastrar a nuestro servicio y a los papás que no saben si contratar o no el transporte o una niñera”.

El transportista indicó que habría que tomar como prueba las escuelas de verano, “donde fue muy difícil mantener el distanciamiento entre los chicos y no hubo aumento de casos. Las escuelas son el lugar donde los chicos tienen mayor contención”.

En cuanto a los protocolos, Diego Bonano señaló que la ocupación en los transportes puede ser del 100%, pero que “es muy difícil hoy con esta modalidad. Antes nos costaba poder completar el vehículo sin pandemia, ahora es más grave la situación”.

“Estábamos con una gran expectativa cuando se hablaba del regreso a clases, pero con esta modalidad para nosotros es un freno de mano importante que nos hace plantear cuál es nuestra situación”, expresó Bonano quien agregó que son 240 transportistas en toda la provincia.