Cuida tu mascota

Te vas a sorprender: cómo saber si tu perro tiene fiebre

La temperatura corporal de un perro no es igual a la de un humano. Te revelamos cómo saber si tu perro tiene fiebre según lo que marca el termómetro

Por UNO

La duda que carcome a todos los dueños de canes es cómo saber si su perro tiene fiebre. Para resolver este interrogante es bueno tener algunas cosas en cuenta. Es que la temperatura corporal de un perro no es igual a la de un humano. Tampoco es lo mismo cuando se trata de un cachorro o de un perro adulto.

En primer lugar hay que definir qué es la fiebre en los perros. Los manuales indican que la fiebre o pirexia se da cuando la temperatura del cuerpo de un perro se incrementa por encima de los valores normales. Ahora bien, la temperatura corporal normal en los perros adultos es de 38ºC. Sin embargo, los cachorros suelen tenerla un poco más alta, aproximadamente 39ºC. Por eso, la respuesta a la pregunta cómo saber si tu perro tiene fiebre pasa por comprobar si el termómetro marca un valor por encima de estas cifras. Según el equipo veterinario de PetMed, se puede considerar que tu perro tiene fiebre si su temperatura corporal es igual o superior a 39,7ºC.

Las causas de la fiebre en perros no están siempre a la vista. Lo que sí hay que tener claro es que la fiebre está considerada una respuesta biológica ante la amenaza de un virus o una bacteria.

Como saber si tu perro tiene fiebre.jpg
La fiebre de los cachorros no es igual que la de los perros adultos. 

La fiebre de los cachorros no es igual que la de los perros adultos.

Hay que dejar algo en claro: no es, en sí, una enfermedad, pero sí una respuesta del organismo a la amenaza de una enfermedad. Por lo tanto, se debe recordar que la fiebre en perros puede ser beneficiosa cuando el animal está enfermo porque contribuye a disminuir la rápida división de la bacteria y promueve la respuesta del sistema inmunitario del animal.

►TE PUEDE INTERESAR: Respira hondo antes de conocer por qué tu perro te mira fijamente

No obstante, hay que andar con cuidado porque, si la fiebre es demasiado alta o el estado febril se prolonga durante un lapso de tiempo largo, puede ser perjudicial. En estos casos, hay que medicar siguiendo las indicaciones del veterinario.

Como saber si tu perro tiene fiebre 4.jpg
La escala de fiebre en los perros no es igual a la de los humanos.

La escala de fiebre en los perros no es igual a la de los humanos.

Para saber si tu perro tiene fiebre, comprobá si presenta alguno o varios de los siguientes síntomas:

  • Temperatura corporal por encima de 39,7ºC
  • Nariz caliente y seca al tacto
  • Ojos acuosos o nublados
  • Escalofríos
  • Debilidad
  • Apatía
  • Pérdida de apetito
  • Ritmo cardíaco acelerado
  • Deshidratación
  • Jadeo

Si pensás que tu perro tiene fiebre, acudí a tu veterinario. Muy probablemente, le recetará un tratamiento basado en antibióticos y fluidoterapia (para combatir la deshidratación).

El veterinario tendrá que decidir si es necesario suministrarle al perro antitérmicos. En algunos casos, será necesaria la cirugía si el veterinario determina que hay que eliminar la causa de la infección que está produciendo la fiebre.

►TE PUEDE INTERESAR: La manera de los perros para identificar si alguien es mala persona

Además de la visita al veterinario, no está de más conocer algunos remedios caseros que pueden ayudarte a gestionar mejor la fiebre de tu perro. El can necesitará reposo y una dieta alta en calorías para recuperarse.

No obstante, no te sorprendas si no quiere comer demasiado porque la pérdida de apetito es uno de los síntomas cuando un perro tiene fiebre. Si no quiere ingerir sólidos, intenta proporcionarle un líquido sustitutivo.

Como saber si tu perro tiene fiebre 3.jpg
Cómo saber si tu perro tiene fiebre es importante, pero hay que recordar que no es una enfermedad en sí. 

Cómo saber si tu perro tiene fiebre es importante, pero hay que recordar que no es una enfermedad en sí.

El caldo de pollo es una muy buena opción. Además, si tu perro tiene temblores, puedes cubrirle con alguna mantita ligera (no gruesa porque lo hay que buscar es el efecto protector, no el efecto calorífico) y permanecer a su lado haciéndole compañía para que se sienta reconfortado.

Otra buena opción es pasar un paño húmedo por el abdomen de tu perro y los cojines de sus patas, para hacer disminuir su temperatura corporal.

Temas relacionados: