El segundo juicio por los abusos sexuales cometidos en el Instituto Próvolo de Luján de Cuyo fue suspendido a causa de la pandemia de coronavirus.

Según explicaron desde el Poder Judicial, la decisión fue tomada por el tribunal que iba a llevar adelante el juicio por los abusos sexuales eclesiásticos.

Los jueces tomaron la decisión por la situación sanitaria de la provincia como consecuencia del rebrote de la pandemia de coronavirus.

Asimismo, argumentaron que la idea es "adecuar los recursos técnicos a esta situación de excepción y a fin de garantizar el distanciamiento preventivo, social y obligatorio".

La suspensión del juicio será por 15 días hábiles. Después de ese plazo, está previsto que se enjuicie a las religiosas Kumiko Kosaka y Asunción Martínez, la representante legal Graciela Pascual, las ex directoras Gladys Pinacca, Valeska Quintana, Cristina Leguiza y Laura Gaetán, la psicologa Cecilia Raffo y la cocinera Noemí Paz.

Hace dos años se produjo el primer juicio por los abusos sexuales en el Instituto Próvolo. En dicha oportunidad se condenó a tres personas, de los cuales dos son sacerdotes. El religioso Horacio Corbacho recibió 45 años de cárcel por 13 hechos, el cura Nicola Corradi recibió 42 años de cárcel por 5 hechos y el exjardinero Armando Gómez recibió 18 años de cárcel por 2 hechos. Para los jueces, los tres fueron autores de abusos sexuales de todo tipo contra los menores hipoacúsicos que acudían al instituto Antonio Próvolo ubicado en calle Boedo.

Seguir leyendo