Diario Uno > Sociedad > boliches

Salones y boliches con jardines podrán volver a funcionar

A través de un decreto el Gobierno de Mendoza habilitó los eventos en salones y boliches con un máximo de 250 de asistentes siempre que sea al aire libre

Salones de fiestas y boliches volverán a abrir sus puertas desde este miércoles para realizar todo tipo de eventos sociales. Así lo establece un nuevo decreto firmado por el gobernador, Rodolfo Suarez, a través del cual se habilitan los encuentros sociales con un máximo de 250 personas.

Desde la Cámara de la Industria del Entretenimiento Argentino de Cuyo (Idear) recibieron la noticia de la boca del vicegobernador, Mario Abed, quien les confirmó que salones y boliches podrían volver a ponerse en funcionamiento y así esperan hacerlo desde este mismo fin de semana, según señaló el vocero de la entidad Rodolfo Martínez.

Te puede interesar...

Desde el sector ya se venían manteniendo conversaciones con las autoridades provinciales que reclamaban por la reapertura y habían configurado un protocolo sanitario bajo la modalidad de "burbuja" o "corralito". Pero desde el Ejecutivo se decidió establecer una medida más general con la cuál se permitirá la realización de eventos sociales siempre que se realicen al aire libre.

Con respecto a la cantidad de asistentes, el decreto que será publicado el miércoles en el Boletín Oficial fija: "Estará determinada a razón de una persona por cada metro cuadrado de superficie, y hasta un máximo de doscientas cincuenta personas".

"Abed nos pidió responsabilidad y cumplir con las medidas de seguridad. Si todo sale bien, este número muy pronto se puede estirar hasta 500 personas", aseguró Martínez.

Los locales bailables deberán seguir cumpliendo con los horarios establecidos por ley. Es decir, el expendio de bebidas alcohólicas será hasta las 4.30 y el cierre a las 6.30.

Sin embargo, todavía faltan ultimar detalles sobre cómo será el funcionamiento y si se llevará finalmente adelante la modalidad de burbuja con grupos de personas separadas y sin una barra de bebidas.

La legislación también permitirá que aquellos locales que no cuenten con jardines o espacios al aire libre podrán abrir sus puertas como restoranes bajo la misma dinámica con la que ya trabaja el sector gastronómico: "No podrán ubicarse más de seis personas por mesa y se deberá respetar la distancia de dos metros entre cada mesa".