Diario Uno Sociedad Olivia y Anna
Escalofriante

Revelan detalles del brutal asesinato de las hermanitas Anna y Olivia

El cuerpo de una de ellas fue hallado en el fondo del mar y creen que su hermana sufrió el mismo desenlace. Su padre es el principal sospechoso

Olivia y Anna son dos hermanitas que desaparecieron el día que su padre, Tomás Gimeno, debía entregarlas en la casa de su ex esposa. El cadáver de Olivia, de 6 años, fue hallado el pasado viernes a 1.000 metros de profundidad en las aguas de la Isla de Tenerife.

Según revelaron los primeros datos de la autopsia, la menor murió de un edema pulmonar, aunque no se ha detallado qué derivó en tal conmoción. La búsqueda duró un mes y medio y el cuerpo de la niña fue hallado a casi 5km de la costa, en el fondo del mar, dentro de una bolsa de residuos. Al lado de la bolsa de Olivia había otra similar, y la Justicia estima que era de Anna, su hermanita de un año.

Seguir leyendo

La reconstrucción judicial de los hechos, señala que las niñas fueron asesinadas en la casa de Gimeno. El hombre retiró a Anna de la casa de Beatriz Zimmermann, la madre de ambas y ex pareja del presunto asesino, y a Olivia de un campamento escolar. Estaba establecido que el padre estaría esa día con sus 2 hijas desde las 17 hasta las 21hs. Luego fue a casa de sus padre y llevó a la mayor de las hermanitas a su clase de alemán, en donde permaneció hasta las 18.30. En esa hora y media fue hasta el puerto de la Marina de Santa Cruz, en donde puso su barco a punto.

La dramática carta de la mamá de Olivia y Anna

Al recoger a Olivia, fue nuevamente a casa de sus progenitores y permanecieron alrededor de 20 minutos, cuando llevó a las niñas a su domicilio. Según la justicia en ese momento fue cuando mató a sus dos hijas. A las 21, hora en que debía devolver a las nenas con su madre, emprendió ruta hasta el puerto y pasó nuevamente por casa de sus padre para dejar tarjetas de débito con sus claves y dos juegos de llave de un auto Audi que había estacionado en su trabajo la noche anterior.

Treinta minutos después, a las 21.30, al llegar a este puerto las cámaras registraron 3 viajes desde el auto hasta el barco en los que llevó un total de 6 bolsos en donde estarían, presuntamente, los cuerpos de las hijas. A las 21.50, Beatriz logró comunicarse con Gimeno que, mientras navegaba por las agua de Tenerife, le gritó que no volvería a ver nunca más a sus hijas.

caso-gimeno-e-hijas-de-tenerife-20210614-1190182.jpg

Un rato después, a las 22.30, se estima que fue el momento en que Gimeno arrojó los cuerpos de Olivia y Anna al mar dentro de bolsas amarradas a un ancla. En ese momento se comunicó de nuevo con la madre de las niñas y le dijo que no podría permitir que crezcan sin él. A las 23.15, el asesino se cruzó con la policía quien le colocó una multa por romper el toque de queda dispuesto para la ciudad. Al arribar al puerto fue a una estación de servicio, compró un cargador, puso a cargar su celular y, a las 0.27 volvió a embarcar. Este momento es el último que se sabe del hombre con vida. La justicia cree que se suicidó.

Temas relacionados: