Jardinería

Respira profundo para saber el truco y cultivar champignones como un experto

Los hongos comestibles suelen ser un deleite para a quienes les gusta, pero muchas veces no se consiguen o su precio es elevado. Esta es la forma más sencilla de cultivar champiñones y tenerlos frescos

Las plantas y las verduras han sido siempre un componente esencial de la jardinería casera, pero pocos consideran el valor añadido de los hongos. Cultivar champiñones no solo añade variedad a tus cosechas, sino que también puede ser un truco para aprovechar al máximo los residuos orgánicos de tu hogar, como los posos de café, que enriquecen el sustrato de cultivo. A continuación, te enseñamos cómo cultivar champiñones como un experto.

¿Qué necesito para cultivar champiñones?

Antes de explicar cómo se cultivan los champiñones en casa, es importante tener en cuenta los materiales necesarios para empezar:

  • Un contenedor o caja de porexpan que funcionará como invernadero
  • Una tapa alta para la caja
  • Paja hervida
  • Compost
  • Mantillo o turba
  • Micelio en grano (las "semillas" o esporas del champiñón)

TE PUEDE INTERESAR: Cómo cultivar albahaca en casa y que crezca en poco tiempo

Cultivar hongos, plantas.jpg

Cómo cultivar champiñones comestibles en casa

Cultivar champiñones en casa es muy simple si sigues estos pasos. Con estos pasos y consejos, podrás cultivar champiñones en casa de manera efectiva, añadiendo un toque especial a tu jardinería y enriqueciendo tu cocina con tus propias verduras y hongos frescos.

  • Antes de empezar, es crucial mantener todas las superficies, contenedores y herramientas completamente limpias y esterilizadas para evitar la introducción de microorganismos no deseados. Sigue estos pasos para cultivar champiñones en casa:
  • Preparar la mezcla inicial: Coloca la paja en un cubo junto con el compost. Agrega un poco de agua para humedecer el material y mézclalo bien.
  • Añadir taza de café: Si consumes café regularmente, guarda los pozos para añadirlos a la mezcla en este momento, ya que son un excelente nutriente para el hongo.
  • Llenar la caja de porexpan: Transfiere la mezcla a la caja de porexpan. No temas llenarla hasta arriba, ya que más sustrato se traduce en más champiñones.
  • Espolvorear el micelio: Distribuye el micelio en polvo sobre la superficie del sustrato.

TE PUEDE INTERESAR: Los champiñones previenen el cáncer y ayudan a adelgazar

Hongo, truco para cultivar.jpg
  • Cubrir con turba o mantillo: Cubre la superficie con una capa de 1-2 cm de turba o mantillo previamente humedecido. Rocía un poco más de agua pulverizada para asegurar la humedad necesaria.
  • Mantener la temperatura adecuada: Deja la caja tapada en un lugar con una temperatura entre 22 ºC y 37 ºC, protegida de la luz directa.
  • Controlar la humedad: Mantén la caja humedecida aplicando pequeñas cantidades de agua con un pulverizador.
  • Monitorear el crecimiento del micelio: Pasados alrededor de 7 días, deberías ver el vello blanquecino del micelio. En este punto, haz una abertura en la tapa para permitir un poco de luz, cubriéndola con film transparente.
  • Ajustar la luz y la humedad: Mantén la caja fuera de la luz solar directa, pero no en total oscuridad. Pulveriza agua regularmente sobre la tierra, sin mojar los champiñones, para mantener un nivel de humedad del 80%. En unos 12 días, deberías ver los primeros champiñones, y en unos 20 días podrás cosecharlos.

Temas relacionados: