El funcionamiento del Registro de Huellas Genéticas de Mendoza ya permitió esclarecer 127 casos criminales de vieja data, que estaban destinados a caer en el agujero negro de la impunidad por falta de pruebas concretas.

La clave para arribar a este resultado fue la detección de 68 coincidencias o matches positivos entre perfiles genéticos que ya forman parte del banco de ADN -como consecuencia del levantamiento de pruebas de escenas del crimen- y perfiles genéticos de nuevos imputados. Estos últimos fueron  incorporados después de la aprobación de una ley específica.

Un policía detenido por violencia de género y finalmente descubierto como autor de cinco abusos sexuales. El ladrón que se robó un celular y que finalmente fue descubierto como el abusador sexual de mujeres mayores. El detenido que fue descubierto, cinco años después, como el asesino de una mujer en Tunuyán. Estos son algunos de los casos esclarecidos gracias al comparativo de los perfiles de ADN.

El círculo se cerró a la perfección cuando, por ejemplo, al imputado descrito en segundo lugar se lo condenó, tres meses después de su captura, a 18 años de cárcel en juicio abreviado (rápido y menos oneroso) . O cuando a otro abusador serial, cuyas víctimas eran mujeres de Godoy Cruz despojadas de sus bienes, se lo sentenció a 23 años de cárcel.

Balance

En dos años de funcionamiento, el Registro de Huellas Genéticas ha reunido  36.500 muestras de ADN de imputados por causas penales. Chile cuenta con 76.000 en una década y Brasil apenas con 16.000 a pesar de su enorme masa de imputados a nivel nacional. Estados Unidos ya cuenta con 17 millones de perfiles en carpeta.

El laboratorio pertenece al Ministerio Público Fiscal y gran parte de la aparatología para su funcionamiento fue costeada con fondos del Consejo Nacional de Procuradores destinados a la Procuración mendocina.

Miguel Marino, Doctor en Genética y titular del Registro de Huellas Genéticas, participó recientemente de una conferencia organizada por el FBI en El Salvador, y allí la experiencia mendocina fue altamente valorada por representantes de países latinoamericanos.

¿Cómo fue la experiencia?

Vieron que en Mendoza estamos muy bien y que la mayoría de los países de Latinoamérica no tiene base de datos como la nuestra. La invitación fue para explicar los cambios legislativos que habilitaron el actual funcionamiento del proceso. Estaban muy sorprendidos por la efectividad de casos resueltos. Creo que estamos muy bien en efectividad y cantidad de perfiles incorporados si nos comparamos con bases de datos que tienen 10 años.

¿Cuál es el valor de una coincidencia detectada?

Es muy importante: nosotros les damos las herramientas a los fiscales, que luego deberán determinar que esa persona estuvo involucrada en el hecho criminal.

¿Cómo llegó Mendoza a este presente tan destacado?

Primero hubo que hacer una reforma legal muy fuerte para contar con herramientas amplias y útiles, despojadas de burocracias y limitaciones innecesarias. Arrancamos en octubre de 2017 con la ley en la mano, entre noviembre y diciembre hicimos la toma de muestras del personal del Cuerpo Médico Forense para incorporarlas al registro y en enero de 2018 hicimos lo propio con la población de las penitenciarías.

Hábleme de la herramienta informática...

En agosto de 2018 instalamos Codis (Sistemas de Índice Combinado de ADN), creado por el FBI. Permite hacer comparaciones masivas de perfiles. Es un software espectacular. Cuando lo configuramos en septiembre de 2018 ya contábamos con 12.000 perfiles genéticos para incorporar al registro.

El FBI ha valorado el trabajo de Mendoza en esta materia. Específicamente un aspecto, entre varios: que al Registro de Huellas Genéticas se haya incorporado a personal de las fuerzas de seguridad...

Eso tiene un porqué -explica Marino-. Porque somos una red de personas que interviene en el abordaje de la escena del crimen, en el levantamiento de muestras, luego en el transporte y el acondicionamiento de esas muestras y posteriormente en la llegada al laboratorio y finalmente en el procesamiento. Entonces, para no desviar la investigación, necesitamos saber si alguien contaminó la escena, por ejemplo, tirando una colilla de cigarrillo.

¿Qué repercusión hubo a nivel nacional?

Nuestra ley es la más amplia del país porque incluye a todos los imputados, que son excluidos una vez que son sobreseídos -y esa fue una reforma ejecutada-. Ahora La Pampa cuenta con una ley igual a la nuestra: con la incorporación de todos los imputados, la comparación de perfiles de ADN y la extracción de muestras. También cuenta La Pampa, como Mendoza, con  un mecanismo de confirmación de match positivo: si da positivo la persona en cuestión tiene que venir al Laboratorio. Tenemos diversos puestos en toda la provincia y si alguien da positivo en algún departamento tiene que venir acá, habrá que tomarle una segunda muestra que será recodificada e ingresada al circuito del laboratorio y deberá arrojar positivo otra vez para que la primera sea válida.

El mercedino

Marino es oriundo de Mercedes, provincia de Buenos Aires, como Raúl Porchetto, "como el escritor y editor literario Hernán Casciari", sonríe gratificado, pero también como otros a los que es mejor no nombrar, coincide Marino con este cronista.

Se radicó en Mendoza con la esposa, también mercedina, cuando Norma Magnelli, entonces decana de Ciencias Médicas de la UNCuyo, lo convocó en 2007 para poner en marcha el laboratorio de ADN de la universidad. Fue fruto de una inversión que la Provincia decidió en 2005 mientras gobernaba Julio Cobos y Alfredo Cornejo era ministro de Seguridad.

Hasta entonces Mendoza no tenía laboratorio de genética forense y enviaba todas las muestras a Buenos Aires para analizar. Los resultados tardaban hasta 3 meses. Pasamos a tener los resultados en 20 días y a que la Provincia adquiriera tecnología propia para lograrlo.

"Tiempo atrás no pasábamos de los 4.000 muestras de ADN analizadas por año: hoy hacemos 900 muestras por semana" "Tiempo atrás no pasábamos de los 4.000 muestras de ADN analizadas por año: hoy hacemos 900 muestras por semana"

Miguel Marino






Temas relacionados: