Hazlo tu mismo

Recicla las esponjas de la cocina con estas 2 prácticas ideas

Si la esponja de tu cocina está vieja y pensabas en tirarla, no lo hagas. Recíclalas con estas hermosas ideas DIY

La esponja de la cocina suele tener un gran uso, por este motivo es que su utilidad suele ser corta en comparación con otros elementos del hogar. Sin embargo, si la esponja ya está vieja, no la tires y dale un nuevo uso con estas ideas DIY.

Este "hazlo tu mismo" te lleva a reciclar las esponjas de la cocina que están viejas y ya no cumples con la función de limpiar la vajilla del hogar. Pero aunque ya no sirva para esa tarea, si serán de utilidad para crear otras ideas.

Solo deberás guardarlas y limpiarlas muy bien. El resto es dejar volar tu imaginación y poner tus manos en acción con este DIY.

►TE PUEDE INTERESAR: Crea un original y hermoso soporte casero para tu celular con materiales que tienes en casa

esponja DIY.jpg

DIY: Recicla las esponjas de la cocina con estas 2 prácticas ideas

Idea 1: colchón para la mascota

Necesitarás:

  • esponjas
  • tela

Paso a paso:

Junta las esponjas de la cocina y cuando tengas una buena cantidad lávalas bien en agua hirviendo para eliminar cualquier tipo de suciedad y olor. Luego toma la tela y arma una funda del tamaño y forma que desees, o puedes reciclar una funda de almohada vieja. Cuando esté lista comienza a rellenar la funda con los pedacitos de esponjas previamente cortados. Por último, cierra la funda y listo. Tu mascota estará feliz con su nueva camita.

►TE PUEDE INTERESAR: 3 hermosas y fabulosas ideas para reciclar los vasos de plástico descartables

colchon DIY.jpg

Idea 2: cultivo para el jardín

Necesitarás:

  • esponja
  • semillas
  • cúter o cuchilla
  • rociador

Paso a paso:

Agarra la esponja y córtala al medio asegurándote de no llegar a los extremos. Luego sumérgela en agua y estrújala para eliminar el exceso de agua. Después introduce las semillas dejando dos centímetros entre cada una. Y para terminar rocía la superficie de la esponja con las semillas, al pasar los días verás que las semillas comenzarán a germinar. Este último paso deberás repetirlo al menos dos veces al día para que este se mantenga húmedo.

Temas relacionados: